domingo, 5 de junio de 2011

¡Vamos al Koshien!

en 16:00
No son escasos los tomos únicos shôjos que se han publicado en nuestro país, si bien cabe recordar la existencia de una colección en sí dedicada a ellos que, en su momento, empezó con cierta fuerza. La reseña de hoy va dedicada a uno de esos tomos adecuados para relajarse un ratito.


Nombre: ¡Vamos al Koshien!
Nombre original: Natsu no Koshien
Autora: Chizuru Enomoto
Tomo único
Año: 2001 (Japón), 2006 (España)
Revista: Ribon
Editorial japonesa: Shueisha
Editorial española: Planeta deAgostini
Estado: Publicación completa
Precio: 7,50€

CURIOSIDADES/DATOS EXTRAS

- Es el décimo tomo de la colección “Un manga, un romance”

ARGUMENTO

La historia principal, que da nombre al tomo, presenta a Natsuko, una estudiante que siempre ha sido famosa por su destreza en los deportes. Sin embargo, después de ganar el campeonato nacional de béisbol durante la secundaria, decide no unirse a ningún club al empezar bachillerato. El motivo es no seguir atada a la promesa que le hizo a su primer amor, Daichi. Y es que, al acabar primaria, cuando al fin tenía intención de declararse, Daichi la instó a seguir compitiendo durante la secundaria, ya que ambos debían seguir mejorando para continuar siendo dignos rivales, aunque tuvieran que ir a escuelas distintas.

Tres años después de esta promesa, Natsuko decide empezar a comportarse como una chica e intentar olvidar a Daichi, más aún sabiendo que éste empezó a salir con una chica durante los años que estuvieron separados. Pero, para su sorpresa, ¡Daichi va al mismo instituto que ella! Nada más reencontrarse, Natsuko se ve obligada a participar en un partido de béisbol haciéndose pasar por un chico del equipo para que no disuelvan el club.

La segunda historia, “¡Vamos a confesarnos!”, es una precuela de la anterior. En ella se puede saber un poco más del pasado entre Natsuko y Daichi cuando todavía eran unos niños.

La siguiente, titulada “Miracle Magic”, narra la aventura de Fuko Oikawa, una niña de primaria que, el día de su cumpleaños, es invocada por unas aprendices de bruja al “país de la magia”.

La última historia se titula “Good Bye, My Life” y cuenta como Matsuzaka, una chica muy tímida e introvertida, decide dar un cambio radical para que Nagai, el chico que le gusta, se fije en ella.

RESEÑA

Chizuru Enomoto no es una mangaka conocida y la base de la historia que presenta en este tomo, lejos de ser excepcional, es bastante tópica: una chica intenta conquistar al chico del que está enamorada. Todo esto narrado de forma bastante infantil, siguiendo el estilo de la revista Ribon que, al fin y al cabo, es una revista dirigida a chicas de no más de 14 años.

Debido a que la acción no abarca más de un tomo, no da tiempo a un desarrollo maduro, ni a conocer a los personajes en profundidad, así como tampoco profundizar en la relación que surge entre ellos.

De los personajes, se puede decir que Natsuko es una protagonista llena de vitalidad y que no duda en hacer cualquier cosa por conseguir sus objetivos. Por otro lado, Daichi es el típico chico obtuso que no ve algo obvio aunque lo tenga delante; a pesar de lo torpe que puede llegar a ser en cuestión de sentimientos, no deja de ser muy dulce y su inocencia es adorable. De esta manera, Natsuko tiene algo de margen de maniobra como “amiga”.

Uno de los puntos fuertes es el carácter fuerte de Natsuko. Es bastante frecuente en este tipo de historias que la chica protagonista sea débil en cierta manera y el chico (o chicos) se sienta con el deber de protegerla. Este hecho da cierto punto de machismo a muchas historias a diferencia de lo que aquí se encuentra: una chica de fuertes convicciones, sincera, directa, que lucha por conseguir lo que quiere, que se esfuerza y disfruta jugando al béisbol.

De hecho, otra de las bazas de este manga es que, a pesar de ser shôjo, le da mucha importancia al béisbol. La conexión entre los personajes y sus sueños se basan en este deporte.

La brevedad de la historia no permite un desarrollo de los personajes. De hecho, al margen de la pareja protagonista, tan sólo aparecen dos secundarios: la exnovia de Daichi y la mejor amiga de Natsuko, cuyo aporte es muy reducido. Esta falta de personajes que pudieran interaccionar con los protagonistas hace que la historia no dé más de sí, siendo muy directa con aquello que va a contar.

En lo referente a las otras historias, bastante más cortas, que aparecen en el tomo, está por un lado “¡Vamos a confesarnos!”, que no abarca más de 10 páginas. La autora se limita a plasmar lo que Natsuko ya había contado en la historia principal acerca de su pasado con Daichi. Así, podemos ver cómo y cuándo se hicieron la promesa que da pie al desarrollo de “¡Vamos al Koshien!”

“Miracle Magic” es una historia cómica, no tiene profundidad ni ningún enfoque amoroso. Se da una ligera sospecha alrededor de Fuko y Ryota (amigo de la primera), que durante el one-shot parecen no parar discutir; pero, realmente, no deja entrever nada.

Finalmente, en “Good Bye My Life”, la historia es excesivamente sencilla; como ya sucede en la anterior, tiene un aire puramente cómico. Se puede interpretar como una parodia de todos esos shôjo en los que una chica desea cambiar para atraer al chico que le gusta.

El dibujo de Enomoto tiene un aire muy infantil, típico de la Ribon. Además, se nota que las dos historias cortas del final son anteriores a la principal porque tienen un dibujo más rudimentario. Su estilo se caracteriza por cuellos muy delgados, caras angulosas y expresiones muy visibles. Cualquier personaje que no sea la pareja protagonista, Kana (la ex de Daichi) o la amiga de Natsuko, apenas tiene rasgos que puedan caracterizarlo, suele no tener cara (jugando con las sombras o con la lejanía) o ser un simple SD.

La edición de Planeta se puede calificar de más que adecuada. Perteneciendo a la colección “Un manga, un Romance”, sigue el mismo patrón en la portada que todos los demás, en este caso, con el marco de color naranja. Edición con sobrecubiertas y papel blanco. Incluye los free-talks de la autora, un dibujo de Miho Obana y un breve artículo sobre esta línea de tomos únicos de Irene Vaquero Rubio.

En definitiva, se trata de una historia sin grandes pretensiones pero bonita dentro de su sencillez. El tomo es especialmente recomendable para quienes les gusten los shôjo con un contexto deportivo o busquen algo sencillo y dulce.

VALORACIÓN

Historia: 7,5
Originalidad: 6
Dibujo: 6,5
Edición: 7

REDACCIÓN: Kuroi_Neko

5 shojeros:

Arashi on 6/05/2011 5:02 p. m. dijo...

Me lo dejarón y me gustó, pero no es un manga que leería dos veces. Si me llegara a comprar el manga, sería por la historia de "good bye my life", recuerdo que me reí muchísimo con esa historia.

Dai on 6/05/2011 5:39 p. m. dijo...

Mmmm, me gustaria que aca en mi pais lanzaran más tomos asi u.u

Lüar... on 6/05/2011 6:34 p. m. dijo...

Si yo tengo dos mangas de esta colección. Pero "físicamente" no se parecen mucho entre ellos, lo digo porque a uno le brilla la portada y a otro no.
Son: Devil magic que me gusta mucho la trama, y Double sentiment que para ser sincera en un primer momento me parecia una m***** pero la segunda vez que lo lei le cogí el puntillo, lo dejo en un esta decente...
Por cierto, me encanta el blog ^-^

Kuroi dijo...

Omg, esta es la primera reseña que hice para PSS! Ah, la verdad es que personalmente, este tomo me encantó <3 Me acuerdo que me lo leí un día en la playa y me emocioné un montón (tenía muy poco rodaje con el shôjo por aquel entonces)

daniela on 6/06/2011 3:24 a. m. dijo...

ehh esta genia la reseña no conocia ese manga eso si ^^

 

Pro Shoujo Spain Copyright © 2009 Baby Shop is Designed by Ipietoon Sponsored by Emocutez