domingo, 27 de junio de 2010

Romance bajo las máscaras

en 18:33
Después del período de exámenes, retomamos nuestra publicación semanal de reseñas. Esta semana os traemos nuestra nueva reseña de una obra de Nowevolution, el segundo shôjo que han sacado hasta la fecha: Romance bajo las máscaras.



Nombre: Romance bajo las máscaras
Autoras: Studio Kawaii
Tomo único
Año: 2010
Editorial española: Nowevolution
Estado actual: Publicación completa
Precio: 6 €

CURIOSIDADES/DATOS EXTRAS

- Es el primer shôjo de Studio Kawaii, autoras a las que hasta entonces habíamos conocido por sus obras yaoi en el fanzine Itaii Itaii y con la editorial Yaoi Press.
- Es la primera obra profesional que publican en España.

ARGUMENTO

Yumi Okasawa tiene abiertos tres frentes en su vida: su pasión, también denominada frikismo, por el cosplay; su fijación por Kazuo Shirayama, el estudiante modelo de su instituto y amigo de la infancia de su hermano; y Haruko Shirayama, la hermana menor de Kazuo y delegada de su clase que, para ponerle las cosas más fáciles a nuestra protagonista, odia a los frikis como Yumi.

Afortunadamente, Yumi puede dar rienda suelta a su imaginación y creatividad para con su afición en el atípico club de cosplay de su instituto, del cual ella es la presidenta. Allí le acompañan sus mejores amigos: Natsumi y Ume, encargadas de los patrones y de coser, e Ichiro y Atsushi, fabricantes de las armas y complementos. Dicho club pudo ser fundado gracias al apoyo de la sexy profesora Kimie Umehara; a cambio, Yumi solo tiene que diseñarle trajes muy especiales, cuyo cometido no pregunta.

Un fin de semana, Yumi y todo su club acuden al concurso de cosplay de la XII Fantasy Con, disfrazados de elfos de pies a cabeza. Allí, mientras Yumi se sorprende por lo poco trabajados que están la mayoría de los trajes, un chico cutremente disfrazado choca con ella y provoca la caída y rotura de su cetro. Cabreada, Yumi no se corta en cantarle las cuarenta, para después empalidecer cuando el chico se quita la máscara y resulta ser… ¡Kazuo! ¿Tendrá Yumi una oportunidad con él ahora que sabe que el chico de sus sueños es también un friki empedernido?

RESEÑA

Lo primero que llama la atención de Romance bajo las máscaras es el frikismo como tema principal y conductor de la historia y los personajes. Constituye una base muy original, y más al centrarse en algo tan concreto como el cosplay, pudiendo hacer la delicia tanto de quienes disfrutan al máximo de esta afición, como de quienes nunca han sentido un especial interés por ella, pues así cuentan con una breve y entretenida introducción a este hobby que mueve concursos por todo el mundo.

No obstante, el papel del cosplay en este cómic se limita a eso: una base. Lo que dirige los hilos de la historia son los personajes, con la preparación de sus disfraces para la Tokyo Cosplay Show y el inseguro camino que recorre Yumi para conquistar a Kazuo. Esto último es el eje principal de la trama con diferencia, cosa comprensible considerando que, aparte de la obviedad de que se trata de un shôjo, las 128 páginas del tomo no permiten mucho más.

A pesar de estar catalogado como una comedia romántica, tiene mucho más de comedia que de romance. De hecho, uno de los chistes de la historia es precisamente la relegación a un segundo plano que sufre el romance en sí frente a las venturas y desventuras de Yumi. Esta comedia consiste en gags humorísticos y chistes más bien absurdos, unos más y otros menos, primando los más. En algunos casos, son recursos fáciles que aprovechan los puntos más disparatados de las formas de ser de los personajes, en especial de Yumi y Haruko.

La historia en sí no peca de complicada; sigue una narración lineal en la que el lector habitual del shôjo reconocerá situaciones muy propias del género, solo que con el aliciente de que están parodiadas. El desarrollo, en contraste con el tema del cosplay, es poco original y bebe mucho de los recursos narrativos básicos del shôjo japonés; la gracia está, como ya se ha mencionado, en la parodia romántica.

Pese a la brevedad de su historia, Romance bajo las máscaras cuenta con un amplio abanico de personajes, si bien el protagonismo de la narración se lo lleva Yumi por excelencia. A ella se suman los personajes coprotagonistas, Kazuo y Haruko, y los secundarios, el club de cosplay, la profesora Umehara y el hermano de Yumi, Shiro. Cada cual tiene su papel fijado en la historia, aunque hacia el final de la trama dos de ellos sorprenderán por su importante aportación en las escenas más significativas.

Como ya se ha dicho, Yumi es la máxima protagonista. Gran apasionada del cosplay, se toma muy en serio la confección de cada disfraz, los cuales siempre prepara en grupo para los concursos de cosplay más próximos. Es una persona enérgica, soñadora e impulsiva que tiende a llevar todo al extremo; como buena protagonista de un shôjo, atesora cada buen momento con Kazuo y aprovecha toda oportunidad que se le presenta para acercarse a él.

Los hermanos Shirayama son conductores de buena parte de la acción, cada uno de un modo distinto. Por una parte está Kazuo, el que le gusta a Yumi, quien es el arquetipo del chico perfecto: guapo, buen estudiante, agradable, dulce, algo ingenuo, y lo más importante, ¡friki! ¿Qué jovencita friki no querría que su amor compartiera su afición? No obstante, su hermana no ve con buenos ojos su amor por el manga y anime y en principio lo oculta; pero su naciente amistad con Yumi, quien acepta su frikismo en su totalidad, le permitirá algo nuevo para él: mostrarse tal y como es sin reservas.

Por otra parte tenemos a Haruko, la antagonista de esta obra. Primero, por odiar a los frikis. Segundo, porque lo último que quiere es que la friki de Yumi se junte con su hermano y dañe su imagen de «estudiante modelo», pues para nada es su intención aceptar que a Kazuo le encantan esas cosas. Su obsesión por este tema la muestra como una chica sumamente superficial que hará todo lo que esté en su mano, más bien a las malas, para evitar que Yumi y Kazuo progresen.

Después están los personajes secundarios: los amigos del club de cosplay de Yumi, que ahí están para apoyarla en todo momento, liar un poco el asunto y lograr que, con su presencia, la trama principal con Yumi, Kazuo y Haruko no se vuelva pesada; aparte de aportar numerosos puntos humorísticos. Por último quedan la profesora Umehara, benefactora del club cuyo fuerte carácter brilla con luz propia; y la familia de Yumi, donde quien más destaca es Shiro, su hermano, en su papel de «voz de la razón» frente a las locuras de Yumi, y todo lo irracional que se le cruce en su camino.

El dibujo y la narración gráfica de Studio Kawaii en este tomo se focalizan en los personajes; en buena parte de las viñetas nos los encontramos ocupando el primer plano, casi siempre de cintura para arriba. El esmero radica en la caracterización de los personajes: sus peinados, sus cambios de expresión —sobre todo, las múltiples caras de Yumi—, su vestimenta, etc.; y en los cosplay. Sin embargo, quitando la atención al aspecto los personajes, se recurre a pocos recursos gráfico-narrativos, lo que genera un ritmo bastante uniforme y una lectura rápida.

Esta falta de diversidad nos la encontramos también en los fondos: las tramas ocupan un amplio porcentaje de ellos; los escasos fondos dibujados son aquellos donde es estrictamente necesario mostrar el escenario en el que se están desenvolviendo los personajes, bien porque se están moviendo por él —un parque, una tienda—, bien porque han cambiado de emplazamiento. A excepción de algunos espacios al aire libre, estos fondos están poco detallados, lo justo para que sepamos que se trata de una habitación, un aula…

La edición de Nowevolution es una de las más cuidadas de la editorial. El tomo tiene el mismo tamaño que todos los cómics de su catálogo, en formato DVD, más alto y ancho que el tankôbon japonés, aproximándose más al tamaño de un tomo seinen. El papel es blanco y de alta calidad; las páginas están numeradas y cosidas a una cubierta rústica de cartón blando. El acabado lo completan unas sobrecubiertas.

De la edición serían criticables la no variación de la tipografía, se utiliza la misma tanto para los bocadillos como para las onomatopeyas; el efecto muaré en las tramas en ciertas páginas; y que, en las tres páginas finales, la que sería la última página del cómic en sí aparece tras las páginas de publicidad, en lugar de antes de ellas, cortando la narración del epílogo.

Romance bajo las máscaras es un tomo único ideal para quienes busquen una historia desenfadada y fresca, entretenida y sencilla. No lo es, por tanto, para quienes quieran algo radicalmente distinto a lo que ya se nos ha venido ofreciendo. Sus puntos positivos son el humor absurdo, la originalidad de que sus personajes amen una afición tan concreta como el cosplay y los propios personajes, junto con el ligerísimo romance que nos ofrecen.

VALORACIÓN

Historia: 6,5
Originalidad: 7,5
Dibujo: 7
Edición: 9

REDACCIÓN: Dianika

3 shojeros:

Miya on 6/28/2010 2:09 p. m. dijo...

La verdad es que ya tengo ganas de hincarle el diente :3 si no me toca en el concurso, lo compraré =D

La verdad es que me parece original que trate el tema del cosplay, por el momento no había leído ninguna historia así... espero que me sorprenda para bien =)

Jessy on 6/28/2010 5:37 p. m. dijo...

yo tambien me lo pillare ^^

belldandy18 on 7/22/2010 5:12 p. m. dijo...

He tenido la suerte de que me tocase en el concurso que se ha hecho y menos mal, porque llego a pagar los 6€ por este tomo y me habría sentido timada. Lo siento mucho, pero no me ha gustado un pelo. La historia no aporta nada y el dibujo deja mucho que desear. Lo único bueno el tema del cosplay... lo que no es precisamente gran cosa. Un chasco muy grande porque tenía altas expectativas en el tomo.

 

Pro Shoujo Spain Copyright © 2009 Baby Shop is Designed by Ipietoon Sponsored by Emocutez