domingo, 19 de diciembre de 2010

Baby my love

en 18:51
El tema central de muchos shôjo es el amor, normalmente esa primera experiencia de la juventud que te abre a un nuevo mundo. Pero, como bien hemos señalado, lo es de muchos, no de todos. Baby my love es una historia que nos habla del descubrimiento de la madurez a través de una niña, Yuzuyu.



Nombre: Baby my love
Nombre original: Aishiteruze Baby
Autora: Yôko Maki
Tomos: 7
Años: 2002-2005 (Japón) – 2007-2008 (España)
Revista: Ribon
Editorial japonesa: Shueisha
Editorial española: Panini
Estado: Publicación completa
Precio: 7,20€/tomo

CURIOSIDADES/DATOS EXTRAS

- El manga cuenta con varias historias extra centradas en diversos personajes de Baby my love. La primera, al final del segundo tomo, se titula “¿Qué te pasa, Kippei?”. Luego, al final del tercer tomo, están “Los personajes de la familia Katakura” y “Kokoro de mi corazón”. “Morika + Yuzuyu” y “Nattsu, my love”, al final del quinto tomo. Para terminar, “Si te la tiro, me la devuelves” es el último capítulo especial, situado al final del tomo seis.

- Al finalizar cada uno de los tomos la autora redacta en tres o cuatro páginas el denominado “Diario de Baby”, utilizado a modo de free-talk y con varios bocetos. Este va acompañado de preguntas de los lectores con sus respectivas respuestas.

- El estudio Tokyo Movie Shinsha lo adaptó a un anime de 26 episodios emitidos entre abril y octubre del 2004 en Japón.

ARGUMENTO

Kippei Katakura es un chico de 17 años extremadamente mujeriego que no duda en aprovechar el éxito del que goza entre todas las chicas de su instituto. Tanto sus profesores como sus compañeros de clase lo dan por un caso perdido, no puede haber alumno que supere la estupidez e irresponsabilidad de Kippei, y parece que a él le da exactamente igual que se burlen de él.

Sin embargo, su vida despreocupada da un giro de 180 grados cuando al regresar a casa, se encuentra con una niña pequeña, Yuzuyu, en el portal. Es su prima, en concreto, la hija de la hermana de su madre, que ha desaparecido dejando a la niña abandonada. En una angustiosa reunión familiar, le explican que, tras la muerte del padre de Yuzuyu, la madre ha huido sin dejar pista alguna de su paradero, por lo que, hasta que vuelva, la familia Katakura deberá cuidar de la pequeña. Dado que todos están muy ocupados con sus labores, será Kippei el designado para cuidar a Yuzu: llevarla a la guardería, cocinarle y estar con ella. Su hermana mayor alberga la esperanza de que sea esta la manera de que el ligón de Kippei siente la cabeza de una vez.

Así empieza un nuevo día a día para Kippei y Yuzuyu. Él deberá adaptarse a todo lo que supone ser el responsable de una criatura, y ella tendrá que soportar los murmullos y rumores sobre su madre y las miradas de compasión que le dirige todo el mundo.

RESEÑA

Con esta obra, Panini descubrió a Yôko Maki en el mercado español, una autora muy prometedora con su corto pero variado repertorio de obras..

En Baby my love se abordan muchos temas comprometedores de la sociedad actual. El primero, más obvio y evidente, reside en el abandono de Yuzuyu, que pasa a ser prácticamente huérfana debido a la inestabilidad psicológica de su madre. Es interesante ver las cosas desde el punto de vista de una niña de cinco años y, en cierta manera, ayuda a no dar tanto dramatismo debido a su inocencia e ignorancia.

Otros temas muy candentes que aparecen reflejados en la obra son el ijime, el maltrato infantil, las disputas familiares y muchos otros problemas sociales que se desarrollan gracias a todos los personajes que rodean a la peculiar parejita protagonista, Yuzuyu y Kippei.

Conforme avanza la historia, Kippei va aprendiendo muchas cosas; desde lo más elemental, como son las labores del hogar, por ejemplo, cocinar; hasta aspectos mucho más profundos, como saber tratar con una niña pequeña y aprender a quererla. Y ése es el punto fuerte de este shôjo, la evolución de la relación tan ambigua entre Kippei y Yuzuyu que, a pesar de ser primos, acaban siendo más bien como madre (padre) e hija.

No se trata de un shôjo centrado en la vida sentimental de Kippei, y a pesar de cumplir con algunos tópicos, la historia esquiva cualquier situación típica de desengaño o malentendido amoroso. La protagonista indiscutible es Yuzuyu y esto permite toda una serie de situaciones sumamente tiernas y atípicas dentro de las historias de amor a las que acostumbran este tipo de mangas.

Tampoco se trata de la narración exclusiva de la vida de Yuzu, sino que hay varios arcos argumentales paralelos en los que se desarrollan personajes secundarios, como los hermanos de Kippei, compañeros de clase y, sobre todo, Kokoro. La duración de siete tomos es ideal para poder cerrar todas las tramas sin que se hagan pesadas, pero sin necesidad de apresurarse excepto quizá, en el caso de la trama principal, pues algunos lectores pueden tachar el desenlace de demasiado precipitado.

Yuzuyu, a sus cinco años, es una niña de lo mas mona y Yôko Maki ha conseguido plasmar muy bien la personalidad de un niño de esa edad. Es egoísta a veces, incoherente otras, siempre ingenua. Se esfuerza mucho por caer bien a todos para que no la vuelvan a abandonar y es imposible no quedarse prendado de ella a pesar de las niñerías que pueda cometer.

Kippei es el personaje que más evoluciona a lo largo de la historia y quizá sea algo complejo describirlo. Inicialmente es un cabeza loca: se salta las clases o se las pasa durmiendo, no estudia… En definitiva, no se preocupa por nada y solo se dedica a divertirse con chicas aprovechándose de su popularidad. No es en modo alguno una persona maliciosa, más bien se trata de un chico inmaduro y despreocupado. A pesar de todo, tan pronto como puede ayudar a alguien, lo hace sin pensárselo dos veces.

Kokoro es un personaje enigmático; a pesar de su menor peso en la historia respecto a los dos protagonistas, no deja de estar presente. Es una chica increíblemente madura, su madre murió cuando ella tenía seis años y ahora que su padre vuelve a casarse ha decidido no molestarles y vivir sola. No traga a Kippei por su forma de ser con las chicas, pero está cansada de estar sola y quizá sea más fácil de lo que parece llegar hasta ella. Tiene muy claro lo que piensa y lo que siente. Para una persona tan amargada y cansada de la vida, Kippei representa la simplicidad que necesita.

Otros personajes clave para el desarrollo de este manga son la hermana mayor de Kippei, Reiko, que, aunque se muestre arrogante y mandona, siempre está dispuesta a ayudar y hacia el final del manga será un personaje imprescindible. El hermano pequeño, Satsuki, los padres y los abuelos de Kippei también conviven en la misma casa, pero su papel es mucho más secundario.

Por último, se presentan personajes que ayudan a la congruencia de los distintos arcos argumentales, como son la madre de Yuzuyu, elemento indispensable para la trama; una prima por parte del padre de Yuzuyu, Miki Sakashita; y varios amigos y compañeros de Kippei y Kokoro, ya sea apoyando o dificultando las vidas de estos dos, incluso la de la pequeña Yuzu.

El dibujo está muy elaborado. Yôko Maki consigue plasmar muy bien las diferentes edades de los personajes, incluso entre los hermanos Katakura, retratando bien desde Yuzuyu hasta los abuelos. Los peinados y vestuario de los personajes son muy variados y adecuados para cada uno. Las viñetas contienen abundantes fondos, quizá algo pobres en comparación con el diseño de los personajes, pero adecuados para que el lector siempre sepa en que lugar se desarrolla la acción. Todo esto siguiendo la estética propia de los shôjos de la Ribon, con grandes ojos brillantes y caras angulosas.

La edición es más que correcta. La obra cuenta con papel blanco, rotulación excelente y traducción de todas las onomatopeyas a un precio ajustado, de los más económicos en este tipo de ediciones. Quizá se echa en falta algo de color en las portadas, que recurren a una gama de diferentes tonos de un mismo color a juego con el lomo, en vez de respetar el colorido de las originales. Se conservan todas las tiras y free-talks de la autora en los márgenes y también las páginas finales con distintos comentarios y explicaciones de la autora.

En definitiva, Baby my love no es para aquellos que busquen una historia de amor enrevesada y que se lleve todo el protagonismo, sino para cualquiera que guste de una historia algo más madura, pero enmarcada en la mirada de una niña de cinco años.

VALORACIÓN

Historia: 8
Originalidad: 8
Dibujo: 9
Edición: 8,5

REDACCIÓN: Kuroi_Neko

2 shojeros:

daniela on 12/20/2010 3:30 a. m. dijo...

a mi personalmente me encanto la trama^^ creo que es muy original y los personajes me encantan¡¡

Miya on 12/20/2010 8:30 p. m. dijo...

Es todo amor este shôjo (a exepción del final tan sumamente irral que tiene ¬¬)

Yuzu es un encanto, y se le coge un cariño tremendo desde el primer capitulo, además, no e suna niña repelente como la otra (esa que tmb está en la guarderia)... pero el personaje que más me gusta es Kippei precisamente por ver su evolución >_<

La trama del maltrato ifnantil que sufre uno de sus amiguitos me dejó en shock, en serio, que penita... y el del acoso por parte de la prima tmb me dejó mal cuerpo (el anime es lo primero que vi de la serie, y alcanza hasta ahí, y era la primera vez que veía el tema en un manga/anime >_<)

Um shôjo que siempre intento recomendar, pq la verdad es que no deja indiferente y puede gustar a un público muy amplio.

 

Pro Shoujo Spain Copyright © 2009 Baby Shop is Designed by Ipietoon Sponsored by Emocutez