martes, 21 de abril de 2009

Mes Yuu Watase: Ayashi no Ceres

en 16:28

DATOS

Nombre: Ayashi no Ceres – La leyenda celestial
Nombre original: Ayashi no Ceres
Autora: Yuu Watase
Tomos: 14
Año: 1996-2000 (Japón) 2003-2004 (España)
Revista: Sho-Comi
Editorial en Japón: Shôgakukan
Editorial en España: Glénat
Estado actual: Publicación Completa
Precio: 7,5 €/Tomo

CURIOSIDADES/DATOS EXTRAS

- En Japón, la serie se ha recopilado, además de en su formato original, en formato Bunko (bolsillo) con 7 tomos (2005).
- La serie cuenta con una versión animada de 24 capítulos producidos por el estudio Pierrot. Derivados de la animación hay varios CDs y singles.
- En España se puede encontrar la animación completa de mano de Jonu Media.
- Ayashi no Ceres cuenta además con 6 novelas escritas por Megumi Nishizawa y un artbook de ilustraciones del manga (editado por Glénat).
- Existe una historia extra de Ayashi no Ceres dibujada en el 2001 y que no fue recopilada en la serie. El ‘Anexo’ se recogió finalmente en el tomo nº 6 de "Fushigi Yûgi, Genbu el origen de la leyenda" y cuenta el pasado de Ceres y el ancestro de los Mikage. Es preferible leer antes la serie.

ARGUMENTO

Aya y Aki Mikage son hermanos mellizos que deciden ir junto a sus amigos a que una famosa adivina prediga el futuro amoroso a Aya. Sin embargo, en lugar de una felicidad próxima junto al chico de sus sueños, ésta le da una siniestra predicción: “Veo sangre, rabia y tristeza… El mundo que conoces quedará hecho pedazos”. Nadie cree una sola palabra y se van a pasar la tarde en un karaoke.

Al salir son testigos de un robo en el que Aya decide intervenir, pero eso la lleva a un fatal accidente: se cae desde un puente sobre la carretera. Milagrosamente, aterriza sin un solo rasguño, como si hubiese flotado. Aún así, el peligro de ser atropellada es inminente, cosa que evita un apuesto chico. Tras dejarla a salvo en la acera, desaparece sin haber podido preguntarle su nombre y darle las gracias.

Al día siguiente, los mellizos asisten a la celebración de su decimosexto cumpleaños con toda su familia. Allí, en vez de una alegre fiesta con tarta y regalos, todos están serios y se palpa una gran tensión en el ambiente. Encima de la mesa alrededor de la cual se reúnen hay un único regalo: una caja de madera antigua que contiene una mano humana. La mano hace despertar en el interior de Aya a Ceres, una doncella celestial. Generación tras generación, se reencarna en las jóvenes de la familia Mikage buscando su ‘manto sagrado’, necesario para poder volver a los cielos, y que fue ocultado por su marido, el ancestro de los Mikage.

RESEÑA

Ayashi no Ceres nos presenta en un primer momento a unos personajes que hacen lo que cualquier adolescente de hoy en día. Sin embargo, la serie cambia pronto de registro y los protagonistas sufren un giro de 180 grados en sus vidas que dará la serie más dura y oscura de Yuu Watase hasta que se embarcó en Sakura Gari.

El desarrollo de la historia es muy extenso y trata temas polémicos, como tanto le gusta introducir en sus historias a Yuu Watase. En este caso nos encontramos la clonación, la selección de individuos o la experimentación genética. Sin embargo, el hilo conductor de la serie es la lucha de Aya por recuperar su vida feliz junto a sus padres y Aki. Eso supone ponerse en contra de los Mikage y sus siniestros planes. A la par también tendrá que pasar por muchos problemas al conocer el amor. Todos estos elementos forman el núcleo de la trama, a la que se suman las historias del resto de personajes dando una serie muy completa en todos los niveles, con multitud de momentos impactantes que mantienen el corazón en un puño.

Los personajes son muy poco estereotipados a excepción de la protagonista: adolescente mimada, egoísta y algo tonta que se encuentra un cambio tan radical en su vida que apenas es capaz de asimilar. Su maduración a lo largo de la serie es muy importante, gracias a todo por lo que acaba pasando y a las personas que conoce. El amor de Aya, Tôya, es un chico con características comunes en cualquier protagonista de manga shôjo: guapo, fuerte, valiente y atento, pero sobre el que pesan mucho unos rasgos concretos: una seriedad y una sequedad de carácter que puede llegar a convertirlo en un personaje antipático para el lector. En ese aspecto, hay que mencionar a su favor que evoluciona paulatinamente, volviéndose más humano a medida que avanza su relación con Aya. Por otro lado, Yûhi, quien formará el triángulo amoroso de la historia, por ser directo, divertido y simpático puede resultar mucho más cercano al lector.

Otros personajes relevantes en la obra son Aki, mellizo de Aya, chico dulce y amable que tampoco se librará de tener un destino duro a lo largo de la historia. También es obligatorio remarcar la existencia de Ceres, el personaje femenino más sensual y maduro de toda la trayectoria de esta autora. Su presencia aumenta la sensación de que la protagonista es una niña, sin embargo, las dos aprenderán mutuamente cosas de la otra, lo que conducirá a Aya a madurar y a Ceres a dulcificar su carácter.

Los secundarios, por su parte, también aportan mucho a la trama general de la historia. a la par que se desarrollan y llegamos a conocerlos bastante a fondo. Las historias de alguno de ellos pueden llegar a eclipsar temporalmente la trama principal, como los casos de Suzumi o Shuro.

En general hay que remarcar que ningún personaje se queda plano. Todos tienen un carácter propio y marcado además de sus propias historias, y eso es destacable teniendo en cuenta el gran elenco de personajes que se nos presenta.

A pesar de ser una historia seria y oscura, con muertes desde el primer tomo y en la que la sangre aparecerá a menudo, Yuu Watase no duda en introducir escenas cómicas que ayudan a relajar levemente la tensión del lector. Buena parte de esos momentos los aporta Oda, ama de llaves de la familia de Yûhi. Es un personaje creado únicamente para introducir las contadas escenas de humor.

En cuanto a la calidad del dibujo, todavía falta tiempo para que llegue al culmen de su estilo. Se nota que hay escenas que no están muy trabajadas y su intento de querer dibujar la serie con un estilo más serio al que estaba acostumbrada no le terminó de quedar bien, al menos al principio. Aún así se ve cómo va mejorando y mucho a lo largo de los 14 tomos de la serie y llega a encontrar el nivel adecuado para expresar las escenas que crea. Por otro lado, las ilustraciones a color de las portadas (salvo los primeros tomos) son verdaderas preciosidades.

La edición de Glénat, como es habitual, es bastante buena. La traducción es correcta y sólo falla en dejarse algunas onomatopeyas sin traducir. El papel es de buena calidad y el tipo y tamaño de la fuente es aceptable.

Ayashi no Ceres es un manga oscuro y original, con momentos trágicos y gran cantidad de situaciones que impactarán al lector, incluso con algunas escenas puntuales que serían clasificables como casi gore. No es un shôjo común y corriente, requiere una cierta madurez para disfrutarlo, a diferencia del resto de obras de la autora. Aún así, detrás de esa oscuridad, Yuu Watase pretende transmitir un mensaje que refleja la confianza en los seres queridos para superar las dificultades, y busca enseñar la importancia de seguir adelante por muy mal que vayan las cosas para encontrar la felicidad que cada uno merece.

Injustamente eclipsada por su predecesora, Fushigi Yûgi, tiene sin embargo originalidad e historia superiores a ésta. Puede que el elemento que falla en Ayashi no Ceres es que los personajes no llegaron a tener el carisma necesario para impactar y hacer que se desarrolle el cariño por ellos como por los de la obra anterior de Yuu Watase.

Una serie altamente recomendable para quienes busquen una historia que cuente “algo más”. Sin embargo, quien prefiera una lectura más amena, que solo sirva para entretener, puede encontrarla excesivamente dura.

VALORACIÓN

Historia: 9
Originalidad: 9
Dibujo: 7
Edición: 7

REDACCIÓN: Belldandy

9 shojeros:

Miya on 4/21/2009 6:59 p. m. dijo...

Me encanta, es mi serie favorita de Watase y uno de esos manga que por más que lea, nunca me canso.
Y a pesar de que Aya es la tipica prota mimada y egoísta, a esa edad todas las chicas (la gran mayoría) somos así, pero hay una frase que dice en el primer tomo que me dejó impresionada: La de hacer cada día lo mismo, igual que hacen millones de personas en la vida, que solo somos un simple peón de un tablero de ajedrez... y pensé: ostias, yo he pensado siempre así, que me gustaría cambiar cosas de mi vida... (hacia pocos meses que había cumplido los 16 años, por cierto xD) pero gracias a la serie me di cuenta que es importante el día a día y el presente... que nunca se sabe que puede ocurrirte mñna....

No sé, en esta serie encuentro a todos los personajes muy humanos, hasta Toya, pq como bien dice Bell en la reseña, con Aya madura, aunque si, su relación se vuelve pastelosa, pero Aya ya lo está pasando mal y alguna alegría tendría que tener la pobre XD

En fin, una gran serie y que se la recomiendo a todo el mundo.

nerina on 4/21/2009 8:56 p. m. dijo...

Opino como Miya. De hecho, Fushigi Yuugi nunca me llegó tanto como Ayashi no Ceres, si bien esto se debe básicamente a que repusieron el anime de FY tantas veces que lo aborrecí, y a que en la época que leí ambas obras ya me tiraban más los mangas más oscuros/adultos que los típicos shoujos pastelones que había en el mercado en esa época.
De todo lo que he leído, a nivel de historia es el manga que más me gusta de esta autora.

Ah, por cierto, un comentario: lo de las onomatopeyas sin traducir a veces se deja así por cuestiones estilísticas o porque quedan bien con la escena, según traductores de manga (Marc Bernabé, de hecho). A mí personalmente no me parece un error, o por lo menos no algo destacable a nivell de "errores" de traducción.

PaGe on 4/21/2009 11:05 p. m. dijo...

Me encanta el shojo. No tengo nada en contra de que sea pasteloso (bueno, con sus límites XD), y éste fue el primer maduro que leí. Tenía 17 años y esta serie me encandiló de una forma que, hasta hoy, nadie le quita el puesto en mi especie de top de series favoritas... se van añadiendo unas, saliendo otras, pero ésta siempre está ahí. Como bien dice Belldandy, fue la historia más madura hasta que llegó Sakura Gari, y por ello me encanta; también me gustan otras de la autora, pero, incluyendo SG en el grupo, ANC es la mejor que ha hecho (opinión totalmente subjetiva). ^^
Ya podrían dejarse de "tonterías" y traernos las novelas ¬¬.

daniela on 4/22/2009 2:43 a. m. dijo...

que bueno tener informacion de sus mangas ^^

Dorianne on 4/22/2009 10:32 a. m. dijo...

esta es mi favorita con diferencia. me encanta el estilo, la ropa, los personajes y la trama.
creo que el dibujo sólo lo ha superado con sakura gari.

Nuriko dijo...

buenas!!
felicidades por al reseña, creo que te ha quedado estupenda, y me ha hecho mucha grácias que nombraras a Oda XD fue muy divertida y sus escenas son de estas que no te olbidas!! me gustó mucho este manga pero estoy contigo, las primeras portadas, sobretodo la primer, no me gustan

BellaBlack on 10/02/2009 5:15 p. m. dijo...

Me encanta Ayashi...adoro el final, adoro la mala leche de Ceres...no se, me gusta...XD
Fué la segunda coleccion que terminé completa...y no savia que tenia una historia extra O_O
Tambien tengo el artbook y es sencillamente, genial ^^

Anónimo dijo...

Hola!! Quisiera preguntarles, alguna de ustedes tiene las novelas en español? porque no las encuentro y me muero por leerlas!! No me gusta mucho el final del manga porque de verdad queria que aya y tooya se quedaran juntos con su bebe, no quiero quedarme con la idea de que tooya se va a morir quiero terminar de leer la historia que sigue en las novelas, se los agradeceria mucho :)

Anónimo dijo...

Contestenme por aca si pueden y nos pasamos mails^^

 

Pro Shoujo Spain Copyright © 2009 Baby Shop is Designed by Ipietoon Sponsored by Emocutez