viernes, 17 de abril de 2009

Mes Yuu Watase: Imadoki

en 16:08


DATOS

Nombre: Imadoki
Nombre original: Imadoki!
Autora: Yuu Watase
Tomos: 5
Año: 2000-2001 (Japón) Finales 2007–Principios 2008 (España)
Revista: Sho-Comi
Editorial en Japón: Shôgakukan
Editorial en España: Glénat
Estado actual: Publicación completa
Precio: 7,50€ por tomo

CURIOSIDADES/DATOS EXTRAS

- Al final del último tomo hay una historia extra titulada "Para siempre" (Zutto ne!) publicada originalmente en la Zôkan ChuChu y relacionada con la trama del manga.
- Al final del último tomo hay una historia extra titulada "Un toque repentino" (Sundeni Touch!) publicada originalmente en la Sho-comi Zôkan
- En Japón salió en 2006 una edición bunko de la serie que la recopila en 3 tomos.

ARGUMENTO

Tampopo Yamazaki se acaba de mudar a Tokyo y decide visitar la escuela a la que va a ir la tarde antes de comenzar las clases. Allí se encuentra con un chico, sobre el que aterriza con bicicleta incluida, el cual estaba cuidando de un diente de león con mucho cariño. Tampopo se hace una herida en la caída y el chico la limpia y le ata su pañuelo. Así hace su primer amigo, pero como no le ha preguntado su nombre le llamará “Pala”.

Al día siguiente empiezan las clases en el instituto Meio, un centro moderno para los hijos de familias ricas e importantes. Cuando llega a su clase, se encuentra con “Pala”, pero él la ignora. Allí le dicen que el chico al que se dirige tan familiarmente es Kôki Kugyô, el heredero de una de las familias más importantes de todo Japón. Para intentar que la recuerde, le enseña el vendaje del pañuelo en su pierna, lo que no sirve ni para que se digne en mirarla. Todos descubren que es una estudiante que ha entrado por examen, y por si fuese poco, en la repesca, por lo que deciden también ignorarla.

Sin rendirse, va detrás de Kôki y acaban llegando al lugar donde está el diente de león. Para sorpresa de Tampopo, Kôki arranca la flor que la tarde anterior cuidaba con sumo cariño. Ella la recoge y, en medio de la ceremonia en la que Kôki iba a dar el discurso de apertura como representante de los nuevos alumnos, le recrimina que le haga eso a un "amigo". Sin embargo, Kôki proclama delante de todos los presentes que la amistad no sirve para nada y que lo importante es elaborarse un futuro productivo. Aún así, Tampopo le responde que no parará hasta conseguir que él sea su amigo.

RESEÑA

Imadoki es una de las pocas series de Yuu Watase que no incluye elementos mágicos. Tal vez porque trabaja mejor los mangas con toques de fantasía, el principio es un tanto flojo y simple. Una chica de campo que se muda a la ciudad y conoce a un chico rico que la ayudará, aunque en principio no quiera, cuando el resto de la escuela la acose por no tener el mismo estatus que ellos.

A pesar de todo, Yuu Watase consigue llevar la historia más allá gracias a varios factores, como la aportación de unos magníficos secundarios, y el planteamiento de una serie de dilemas morales como el embarazo adolescente, la presión que se ejerce en la sociedad japonesa a los herederos de las grandes empresas o las diferencias entre el campo y la ciudad. Eso sin olvidar la relación de los protagonistas.

El final, aunque cierra todos los temas que se habían planteado, acaba en las últimas páginas siendo precipitado, pues mediante una carta se cuenta qué pasa con todos los personajes secundarios de forma muy resumida y te hace querer saber más de las relaciones de los mismos. De todos modos, deja una sensación muy agradable y cálida, como el resto de la serie.

Tampopo es una chica excesivamente ingenua y pura, no hay nada oscuro en su personalidad y siempre sonríe, pero aún así no se libra de una serie de traumas del pasado producidos tras la muerte de sus padres. Kôki por su parte parece tener doble personalidad, una seria y fría que oculta su ‘yo’ amable y cálido. En resumen, son unos personajes que se hacen querer aunque pesa sobre ellos el hecho de que son muy estereotipados.

Como suele pasar en los mangas de esta autora, los secundarios llegan a ser más interesantes que los mismos protagonistas. Empezando por la primera ‘amiga’ de Tampopo en el nuevo instituto, Tsukiko Saionji, retorcida y maquiavélica con quienes se ponen en su camino, pero que acaba demostrando que es una chica directa, que sabe lo que quiere y que sabe decir las cosas claras. Aoi Kyôgoku es un obseso de los ordenadores con un desequilibrio mental un tanto peligroso; personaje desaprovechado a partir del momento en que se une al grupo de amigos. Arisa Uchimura, una chica que sólo sabe ir de fiesta, será la que sufra la mayor transformación dentro de la historia y, posiblemente, la que más llega a madurar.

Por último no faltan los ingredientes que hacen avanzar la relación de los protagonistas y estos son por un lado Yôji, el hermano de Kôki, y Erika Yanahara, su prometida. Yôji es un chico independiente y libre que prácticamente ha abandonado la familia para perseguir su sueño, lo que hará la vida imposible a su hermano al dejarle todas las responsabilidades a él, incluida la prometida. Erika es claramente ‘la mala’ de la serie. Yuu Watase ha hecho muchos personajes ‘malos’, pero probablemente ella sea la que más antipatías es capaz de levantar por su personalidad cobarde y su actitud victimista.

Un elemento que domina a la perfección esta autora, y que siempre le da puntos a su favor en sus historias, son las situaciones cómicas que introduce en cualquier punto de la trama y que difícilmente no arrancarán alguna que otra sonrisa como mínimo.

Las dos historias extras que se incluyen al final de la serie van acorde al estilo del manga principal, es decir, son simples pero muy dulces y bonitas. “¡Para siempre!” es una breve precuela de Imadoki, donde conocemos cómo se hizo Tampopo con su zorrito a la par que leemos una historia del primer amor de los mejores amigos de ésta. Una historia muy tierna y adorable. Por otro lado, “¡Un toque repentino!” parte de una protagonista que tiene terror a los gérmenes y al contacto humano, y cómo conocerá a un chico que estará dispuesto a curarla. Para ser una historia corta, es bastante original, sobre todo en el planteamiento de la chica, que dará bastantes escenas cómicas.

Yuu Watase empieza a definir en Imadoki su estilo propio de trazo. En obras anteriores aún era algo burdo y este manga, en ese sentido, se puede entender como un punto de inflexión.

La edición de Glénat en esta serie es francamente buena. Para empezar, tiene una traducción impecable, con un uso de multitud de frases hechas y refranes que sustituyen perfectamente las expresiones originales. La edición tampoco se queda atrás, y es de las más cuidadas que han hecho en cuestión de editar sobre tramas o dibujo, si bien, como único punto negativo reseñable, se han dejado varias onomatopeyas sin tocar.

Imadoki es, ante todo, una serie simple, pero muy agradable de leer, capaz de hacer sacar más de una sonrisa y de enternecer en determinados momentos. Difícilmente gustará a quienes busquen cosas complejas y profundamente elaboradas.

VALORACIÓN

Historia: 8
Originalidad: 5
Dibujo: 8
Edición: 8,5

REDACCIÓN: Belldandy

5 shojeros:

Nuriko dijo...

buenas!!
creo que te ha quedado una reseña fantástica, a mi me gustó mucho esta história y me gustó que no hubiese elementos mágicos, los protagnoistas son adorables. aunque el final me decepcionó... creía que sería un poco más "currado" pk termina demasiado precipitado!!

yuki on 4/17/2009 8:17 p. m. dijo...

Otra reseña estupenda!! se me hizo muy simpática la historia aunque me estoy dando cuenta de que recordar no recuerdo nada o casi nada porque hace mucho que leí las obras que he leido de Yuu, fueron de los primeros mangas que leí me parece y no los he vuelto a releer aunque espero hacerlo y un día comprar todos los que no tenga de ella aunque ese día este muy lejano todavía.

daniela on 4/17/2009 10:19 p. m. dijo...

valla si que se nota que es el mes de yuu watase¡¡ me encanta *..*

Miya on 4/18/2009 12:10 a. m. dijo...

La has clavado en la reseña, completamente de acuerdo en todo, sobretodo en los secundarios, que son los que dan juego a la historia...
La verdad es que fue el primer manga que leí por scans, y aunque estaba muy acostumbrada a historias así de tipicas (hablo por los primeros capítulos) me dejó buen sabor de boca al ir introduciendo más personajes...

La tengo completa desde hace medio año, pero aún no la he podido leer de nuevo, ya que los oneshots que comentas es lo unico que no había leído por scans >.<

Daiya on 5/05/2009 6:12 p. m. dijo...

Tanpopo es dicente de leon en japo... jajaja muy apropiado el nombre!

 

Pro Shoujo Spain Copyright © 2009 Baby Shop is Designed by Ipietoon Sponsored by Emocutez