domingo, 16 de enero de 2011

Merupuri

en 18:20
En los tiempos en los que Vampire Knight era una serie que apenas comenzaba sus andanzas en Japón, a Europa llegaba la anterior obra de su autora y con la que se la conoció en España, entre otros países. Hoy os traemos la reseña de Merupuri, un shôjo breve y dulce.



Nombre: MeruPuri, un príncipe de cuento de hadas
Nombre original: MeruPuri ~Märchen Prince~
Autora: Matsuri Hino
Tomos: 4
Años: 2002-2004 (Japón) 2005-2006 (España)
Revista: LaLa
Editorial japonesa: Hakusensha
Editorial española: Panini
Estado: Completa
Precio: 7,20 €

CURIOSIDADES/DATOS EXTRAS

- Según comenta la propia autora al comienzo del primer tomo, la decisión de escribir sobre un joven mago vino dada en un principio como forma de aprovechar el éxito que estaban teniendo obras como Harry Potter o El Señor de los Anillos, en pleno apogeo en ese momento.

- Para título de la obra, Hino bromea con que pensaba llamarla Los cuatro tontos. Fue una decisión difícil para la cual la autora mezcló palabras extranjeras que fue combinando y descartando según le fueron sonando mejor, obteniendo como resultado Märchen Prince. Sin embargo, aún sonaba algo confuso, de modo que hizo uso del hiragana para recortarlo más y dejarlo finalmente en MeruPuri. Aún así, no renunció al nombre completo de su obra, incluyéndolo bajo el título en el momento de su publicación.

- Prácticamente todos los nombres de personajes en esta historia son derivaciones de palabras que Hino buscó aleatoriamente en un diccionario de inglés.

ARGUMENTO

Airi es una chica que siempre ha soñado con su pareja ideal, su primer beso perfecto, una relación para toda la vida... En definitiva, con su príncipe azul, y no piensa cesar en su empeño hasta que lo encuentre. Por eso, está totalmente convencida de que, según un dicho, si no llega nunca tarde a la escuela, su sueño se cumplirá, por lo que hasta la fecha no ha fallado ni una sola vez.

Un día, mientras va de camino a clase, se le cae un espejo que su tatarabuela le había dejado en herencia, del cual sale un misterioso niño sin que ella lo vea. Tras darse cuenta de la pérdida del espejito, da media vuelta y se lo encuentra junto al niño, pero suena el timbre de la escuela y sale disparada, dejando al muchacho plantado en mitad de la calle con su espejo. Por alguna razón, al salir de clases se encuentra con el niño y el espejo en el mismo sitio donde ella los había dejado, esperándola hasta su regreso a casa. Él se presenta entonces como Alam y le dice que ha llegado hasta allí a través del espejo. Por supuesto, ella no le cree, pero sin saber muy bien cómo, acaba llevándoselo a casa, ya que es obvio que el niño está perdido. Lo que Airi no sabe es que su acto de amabilidad le va a traer más problemas de lo que esperaba.

Cuando Airi se despierta a la mañana siguiente se encuentra con que el niño ha cambiado y, de repente, es ahora un adolescente muy atractivo que encima ha dormido abrazado a ella... Airi no entiende nada de cuanto ocurre hasta que, salvando la situación, llega un nuevo personaje a través del espejo que resulta ser el asistente personal de Alam, Ezequiel Ripley, quien ofrece a Airi las aclaraciones oportunas: Alam es un príncipe del Reino de la Magia y ha sido hechizado por su hermano mayor para que crezca cada vez que esté a oscuras hasta convertirse en un viejo. Al parecer, el hechizo fue interrumpido mientras era lanzado y Alam acabó en el mundo humano, por lo que aún tiene una oportunidad de liberarse del maleficio. Si recibe un beso de la persona que él ame, volverá a ser un niño, y Alam decide que su persona amada será... ¡Airi!

RESEÑA

El término “cuento de hadas” no podría haber sido más acertado para esta historia. A través de una pareja atípica y claramente contrastada, Merupuri presenta al lector una obra que cabalga entre el mundo real y el reino mágico de Astelle, aderezado con todos los ingredientes fantásticos necesarios: maldiciones y encantamientos, héroes y villanos, juramentos inquebrantables, príncipes, brujas y, sobre todo, amor verdadero.

A la cabeza de esta historia, haciendo funcionar a la perfección todo el mecanismo de personajes y situaciones que la caracterizan, se encuentran Airi, la mujer perfecta e inteligente, y Alam, un joven descarado y adorable que, a pesar de pasar la mayor parte del manga con la apariencia de un chico de unos 16 o 17 años, es en realidad un niño pequeño que todavía se emociona con los programas infantiles y los superhéroes.

La relación que surge entre ellos es, desde el principio, bastante peculiar e inesperada; comenzando con una actitud inevitablemente maternal por parte de Airi hacia Alam, hasta acabar transformarse en una verdadera historia de amor que no entiende de orígenes y mucho menos de edades.

De entre todos los temas que toca esta obra, el de la edad de Alam sea quizás el más controvertido de todos. Debido a su inocencia y su encanto, Alam es un joven del que resulta fácil enamorarse. Su psicología es, cuanto menos, compleja, ya que en su versión adulta continua teniendo la mente de un chiquillo, al tiempo que la autora le dota de ciertas formas de actuar y de hablar que pueden hacer olvidar dicha circunstancia, provocando una gran confusión en la protagonista, que se extrapola incluso al propio lector, haciendo que tanto él como Airi no logren resistirse a sus encantos y acaben locos también por este joven príncipe.

A pesar de todo, Airi, una chica con una mente ordenada y bien equilibrada, trata siempre de ser consciente de que Alam es en realidad un niño, recordándoselo a sí misma en sus momentos de mayor debilidad. Pero cuando él adopta su atractiva forma adulta a causa de la maldición y comienza a hacerle promesas de amor, mirándola con ojos profundos y sinceros, unido a sus particulares intentos de protegerla a toda costa, sus defensas se vienen abajo y no puede evitar caer rendida a sus pies a pesar de todos sus esfuerzos y de ir en contra de lo que siempre había planeado para su futuro, según el cual debía casarse con un hombre maduro e inteligente que compartiese con ella una vida tranquila, llena de románticos detalles. Y es que, según avanza la historia, el Alam adulto va adquiriendo cada vez más presencia en la misma, hasta el punto de prácticamente olvidar en ocasiones que su verdadera forma es la de un niño y no al revés. Al mismo tiempo, el propio personaje parece ir madurando y sus sentimientos hacia Airi van ganando cada vez mayor solidez, algo que ésta no deja de percibir aún cuando no parezca muy consciente de ello al persistir en su negativa a ver a Alam como algo más que un crío.

De este modo se tiene a dos personajes en continua evolución, muy diferentes a otras parejas protagonistas de obras que puedan resultar similares, y cuya química especial puede adivinarse enseguida, aun cuando haya tantas trabas de por medio; ya que debido a sus propias diferencias, despiertan el uno la curiosidad por el otro al esforzarse por tratar con alguien que resulta tan distinto a todo lo conocido hasta ahora, descubriendo que el fondo se complementan perfectamente.

Pero no sólo los dos protagonistas son dignos de mención, pues MeruPuri cuenta también con carismáticos personajes secundarios que entrecruzan sus caminos con los de Airi y Alam, arrastrándoles a la mayoría de situaciones, avances y cambios que se dan en su relación.

El más destacable de todos es Jeyle, el hermano mayor de Alam y culpable del maleficio que pesa sobre él. Jeyle es un príncipe con todas las de la ley, aristocrático y de modales refinados, un aspecto rimbombante y un elevadísimo concepto de sí mismo. A pesar de ser el culpable de la maldición de su hermano, es un joven bastante tontorrón y sin maldad alguna, que actúa más por impulsos y por la satisfacción inmediata de sus caprichos que por cualquier otra causa más elaborada o perversa. Al igual que Alam, se enamora de Airi a primera vista, aunque, en su caso, sus intentos por conquistar el corazón de su amada serán tan autoritarios y floridos como infructuosos, ofreciendo una visión del comportamiento de la realeza completamente opuesto al de su hermano menor.

Aún sin ser demasiado larga, la historia de MeruPuri está llena de complejidad. A través de ella se desarrolla una historia de amor imposible entre este príncipe de cuento de hadas y una joven plebeya, que además resulta ser la menos indicada para él. Para romper con este clásico esquema, Hino apuesta por temas algo comprometidos y fuera de lo común, ganando la apuesta con el resultado de un trabajo original e innovador.

A todo esto se une el nada desdeñable concurso de personajes secundarios que van interactuando con los protagonistas, llevándoles siempre por el camino que Hino tiene marcado para ellos y ayudando a cerrar bien las tramas que se habían ido planteando; sin olvidar la relación de escenas entre un mundo y el otro que, de algún modo, impulsan los cambios pertinentes para el progreso y consecución de la historia.

Gracias a los personajes y los elementos anteriormente nombrados, el argumento de esta historia es sólido y efectivo, manteniendo una trama bien elaborada que destaca por la pasión que desprende y el gran abanico de sentimientos de la que está cargada, cuya narrativa va adquiriendo agilidad y velocidad según avanza la obra, y que, desgraciadamente, alcanza un ritmo vertiginoso en su conclusión, intercalándose con fragmentos temporales distintos, diferentes tramas y escalonadas escenas, que pueden llegar a desconcertar al público y hacer que la consecución de lo que, de hecho, es una buena historia, acabe siendo confusa, precipitada y plena de excusas para que la diferencia de edad entre la pareja protagonista deje de ser un problema en contra de la moralidad.

El dibujo de Hino, ya de gran calidad en su obra anterior, parece terminar de pulirse en este trabajo, destacando por la limpieza de sus líneas, la perfecta combinación de trazos suaves y angulosos, su increíble expresividad y la gran fluidez de movimiento que queda impresa en cada una de las páginas de MeruPuri. Sumado a todo ello, cabe mencionar el innegable atractivo que esta autora logra dar a los personajes de sus obras. Tanto sus protagonistas como sus secundarios masculinos tienen siempre unas proporciones y anatomía perfectas, miradas intensas y una forma de desenvolverse en escena que enamora a primera vista, aprovechando este magnetismo para hacer que el lector se enganche a la historia. Por otro lado, las chicas de Hino suelen tener por su parte un carácter que combina la cabezonería con la ternura, dándoles un cierto aspecto adorable que realza su belleza.

La edición española fue llevaba a cabo por la editorial Panini, haciéndose cargo de la traducción los servicios lingüísticos Daruma y de su adaptación, rotulación y grafismo Drac Studio. Para ello se respetó el formato de 4 tomos y el sentido de lectura de la edición japonesa. Las onomatopeyas fueron rotuladas de nuevo y traducidas al castellano, estando bien incluidas a pesar de que a veces ciertos sonidos no terminen de encajar del todo con la idea original. La calidad del encuadernado es bastante buena, con un tomo de papel blanqueado con sobrecubiertas que puede abrirse fácilmente sin deformarse, ni textos llevados demasiado al margen que dificulten la lectura del manga.

En resumen, MeruPuri puede ser una excelente opción tanto para aquellos que anden buscando algo original, como para los que quieran acercarse a una historia fantástica, tierna y muy romántica, con un dibujo que para nada vaya a dejarles indiferentes. También sería una estupenda recomendación para los que de esta autora sólo conozcan El caballero vampiro, ya que además de disfrutar de un buen manga, podrán empaparse más de la calidad creativa de Matsuri Hino, cambiando la oscuridad y misticismo de los vampiros por algo más rosa y dulce, aunque no por ello menos fantástico y seductor.

VALORACIÓN

Historia: 8
Originalidad: 9
Dibujo: 10
Edición: 8

REDACCIÓN: Laurana Majere

9 shojeros:

Ryoma on 1/16/2011 8:37 p. m. dijo...

Una gran obra. No sabría decir cuantos millones de veces me he leído este manga >w<
Con ella me enamoré de la autora. Y luego con Vampire Knight ya fue para adorarla xD

Felwyn dijo...

Merupuri me enamoró con sus portadas y el dibujo mágico en las páginas. En cuanto salieron los 4 tomos,los pillé del tirón. Y no me decepcionó para nada...es más,me quedé con ganas de más, y más. Es una obra super encantadora en todos los aspectos. ^^

Deirdre on 1/16/2011 9:59 p. m. dijo...

Me encantó esta obra, muchísimo más que Vampire Knight. Creo que la atmósfera era exactamente la adecuada para un cuento de hadas como este.

Es curioso pq precisamente hoy hablaba de ello con hide

daniela on 1/17/2011 4:47 a. m. dijo...

excelente manga espero que le valla muy bien¡¡¡

belldandy18 on 1/17/2011 1:43 p. m. dijo...

Pues a mí me decepcionó. El tema de la diferencia de edad me pareció muy serio y mal tratado, por mucho que Alam se transforme en un chico de ~17 años, sigue siendo un crío de 10! Y aparte de eso, la protagonista me caía TAN mal. Y aparte de eso, el final me pareció TAN malo. En definitiva, muy bonito dibujo que es lo único que me animó a conservar la serie mucho tiempo, pero la acabé vendiendo. Cosa que por cierto, puede ocurrirle a su otra serie como la cosa no mejore, que menudo rollo se ha vuelto la historia de vampiros ¬¬

Felwyn dijo...

Vampire Knight debería haberse acabado hace ya tela...¬¬U Maldito sistema de explotación japonesa!! Encima,el dibujo de la autora va decayendo...hay viñetas que se notan hechas super deprisa!!

Aihns....X_D

daniela on 1/18/2011 3:12 a. m. dijo...

sii realmene una excelente historia^^

Chibilina on 1/18/2011 11:53 a. m. dijo...

pues yo tengo que decir que fue uno de los primeros mangas que me compré y que además el primer manga que conocí de esta autora y tal fue mi obsesion por asi decirlo por estos personajes (Alam me encanta *¬*) que seguía el manga en internet donde podía bajandome los scans en japones y todo eso con tal de saber lo que pasaba. LLegó un momento (cuando el tomo 3 aun no habia salido) que me desesperé porque tardaba mas de lo normal y pensé que habian dejado de publicarlo, para mi era una muerte despues de haber visto lo que pasaba (ya que al final de cada tomo te pone unas imagenes del siguiente) y los meses se me hicieron eternos a la espera de que saliera el nuevo xD por suerte salió y la verdad que me ha resultado genuino, ademas de que el dibujo es realmente increible y te enamora de ello nada mas verlo (al menos eso nos paso a unas amigas y a mi)
Los personajes son increibles, alam con esa carita de niño y esos cambios de personalidad de deja noqueada pero te hace enamorarte de el tanto como adulto como niño (de hecho, tengo un dibujo de el adulto en mi pared de la habitacion que le pedí a una amiga que me lo hiciera *¬*)

Un manga que recomiendo a todo el mundo que le encante el shojo de verdad! Vale la pena este manga :)

Irume on 1/18/2011 5:21 p. m. dijo...

Merupuri en España y yo ni enterarme?
*vocecilla de dentro* Irume! A la compra!! *vuelve a Irume* Sii!!!!!
(xD, si, me encanta Merupuri...)
Dios es uno d emis favoritos, no sabría decir las veces que lo leí... 10... quizás 1000000000 de veces??
O más... Amo a Alan!!!

 

Pro Shoujo Spain Copyright © 2009 Baby Shop is Designed by Ipietoon Sponsored by Emocutez