domingo, 29 de noviembre de 2009

Time Stranger Kyoko

en 22:48
Esta semana os presentamos nuestra primera valoración sobre una obra de Arina Tanemura, en este caso, la segunda serie que nos trajo de ella Planeta deAgostini.


Nombre: Time Stranger Kyoko
Nombre original: Jikô Ihôjin Kyoko
Autora: Arina Tanemura
Tomos: 3 volúmenes (6 en España)
Año: 2000-2001 (Japón) 2003 (España)
Revista: Ribon
Editorial en Japón: Shueisha
Editorial en España: Planeta DeAgostini
Estado: Publicación completa
Precio: 4,50 €/u

CURIOSIDADES/DATOS EXTRA

- Cuenta con un OVA, dedicado a un personaje secundario de carácter meramente cómico, que adapta la historia extra que se encuentra en el último número de la serie, llamado “¡Déjaselo a Chokora!”

ARGUMENTO

En el siglo XXX, los países de la Tierra se han unido en una sola nación y Kyoko Suomi es su princesa. Sin embargo, nadie sabe cómo es ni ha visto jamás su rostro ya que Kyoko ha evitado hasta el momento todo tipo de aparición pública con el fin de mantener el anonimato y poder ser una chica normal y corriente, poder ir al instituto y relacionarse con la gente de su edad. A causa de esto, los rumores falsos sobre ella se han ido extendiendo y se han creado bandas de descontentos ante tal situación. Por ello, su padre, el rey, le pide que no eluda más sus obligaciones como princesa y se presente ante el pueblo en la fiesta que darán por su decimosexto cumpleaños.

Por supuesto, Kyoko se niega y está dispuesta a cualquier cosa para eludir esa obligación, así que el rey le ofrece una alternativa: si consigue despertar a su hermana gemela Ui, que lleva dormida desde que nació, podrá sustituirla como princesa y ella será libre. Para ello, Kyoko deberá reunir a los doce Strangers, despertándolos a través de sus piedras de Dios, y junto a ellos hacer girar el Reloj del Tiempo sobre el que descansa el cuerpo inerte de Ui.

En esta misión, la princesa contará con la ayuda de sus dos guardianes personales, Hizuki y Sakataki, que han estado con ella desde que era una niña. Lo malo es que Kyoko es una chica caprichosa, ingenua y egoísta que no es capaz de despertar ni siquiera su propia piedra divina.

RESEÑA

“Time Stranger Kyoko” es una obra contada de una manera muy particular. Lo que podría haber sido una seria historia de fantasía más, se convierte en una historia fantástica, con toques románticos y sobretodo, mucho humor. Incluso en los momentos más tensos de la trama, Tanemura aprovecha para incluir pequeños detalles que suavizan la situación, aportan diversión o directamente convierten lo que está sucediendo en algo absurdo. Este extravagante estilo va muy acorde con el carácter de su protagonista, siempre alegre y despreocupada, además de una maestra del engaño y el chantaje para conseguir sus deseos, que en realidad oculta a una Kyoko insegura e ingenua que no valora realmente lo que tiene y está aún por despertar al mundo y al amor.

El resto de personajes que rodean a Kyoko responden a un esquema básico. Por un lado, el personaje masculino que, desde el principio, tiene una relación potencialmente más próxima a la protagonista y se preocupa por lo que hace, sea cual sea su carácter y forma de actuar, pues siempre está dispuesto a encontrar lo mejor de ella. Éste sería el caso de Sakataki, un chico firme y valiente de corazón puro que vive enamorado de Kyoko y aguanta todos sus caprichos, a pesar de que ella le desprecie al principio por ser tan severo. Junto a la protagonista se halla también una figura de carácter dulce y bondadoso, papel que cubrirá su amiga Karen. No podrá faltar tampoco un personaje que encarne toda la seriedad, madurez y feminidad que a la protagonista le falta, que en esta ocasión será representado por Mizuno. Para acabar este cuadro, queda el personaje misterioso, Hizuki, que será el que guarde hasta el final uno de los mayores secretos de la historia. Por último se debe añadir a unos personajes creados para dar movimiento a la historia, Widoshick y su hermano pequeño, Sarai junto al elemento “kawaii" de la serie, Chokora.

El enfoque futurista que la autora da a la obra no es el típico al que el público pueda estar acostumbrado, sino que se trata más bien de una pseudo Edad Media de reyes en sus grandes castillos, mezclada con elementos que serían más propios de un época mucho más barroca, como es el caso de los recargados diseños del vestuario de la princesa, llenos de puntillas, encajes y volantes. Por ello, el hecho de situar la historia en el futuro no es más que una mera excusa con la que Tanemura puede inventar cualquier elemento necesario para desarrollar la trama.

La historia comienza desarrollándose de una forma sencilla, lo que permite al lector introducirse muy bien en ella. Como punto de partida tenemos a una princesa que no está nada conforme con su situación, lo que la lleva a iniciar la búsqueda de los doce Strangers. Esta búsqueda parece ser inicialmente el punto clave de la obra. Sin embargo, hacia la mitad de la misma el enfoque cambia radicalmente, debido en gran medida a que, al parecer, la serie no estaba gozando de mucho éxito en Japón y los editores adelantaron su final. Así las cosas, los Strangers que aún no se habían reunido con Kyoko llegan a ella apresuradamente, son presentados todos en la misma página y apenas queda constancia alguna sobre ellos.

A partir de este momento toda la atención de la autora recae en su protagonista, quien comienza a mostrarse más madura y nos hace ver que hasta ese instante había llevado siempre una máscara que ocultaba sus verdaderos sentimientos, cosa que no resulta del todo creíble. Finalmente, la historia queda bien resuelta, sin que falten por supuesto los puntos de humor que han estado presentes durante todo el manga y han aportado unidad a la obra. A pesar de todo, Tanemura deja algunos cabos sueltos respecto a sus otros personajes, como es el caso de la maldición de Widoshick.

Cabe destacar que se trata de una obra con muchísimos personajes y, al ser de los primeros trabajos de Arina Tanemura, la propia autora deja claro en sus “free-talk” que era difícil para ella recordar a todos y mantenerlos coherentemente en escena, algo que se puede apreciar en un caso muy concreto, en el cual Widoshick y Sakataki empiezan a luchar, desaparecen y al cado de más de veinte páginas, los vuelve a introducir a través de sus compañeros, salvando muy por los pelos la situación.

Al final de esta obra podremos encontrar también un capítulo especial llamado “¡Déjaselo a Chokora!” sobre la mascota del rey, en la cual descubrimos cómo llegó a manos de su dueño cuando había sido abandonada por estar defectuosa, y el amor que desde entonces siente ella por él y viceversa. A este extra se le suman unas tiras cómicas donde la autora trata de mostrar algunos aspectos de los Strangers menos conocidos.

Esta obra es de las primeras que dibujó Arina Tanemura tras acabar su primer manga importante, “Kamikaze Kaito Jeanne”. En ella se aprecia que su dibujo ya tenía ese encanto especial propio de ella, lleno de movimiento, formas angulosas, ojos enormes y redondos, sus característicos perfiles, los cabellos detallados pelo a pelo y las miles de florituras en los vestidos, peinados, fondos... sin embargo, aunque no se le daba del todo mal, la expresividad de sus personajes era todavía un tema pendiente para ella, cosa que la propia Tanemura reconocería en sus obras posteriores. Algo que también corrige en futuros trabajos son los rasgos algo afeminados de los hombres: ojos grandes y rostros infantiles darán paso a personajes más masculinos.

La edición española se realizó en formato Biblioteca Manga, que por aquella época era de los más utilizados por resultar económicos y permitir una publicación más regular. Sin embargo, su calidad es escasa, son extremadamente finos y no llevan sobrecubiertas. Tiene en cambio un gran punto a su favor, pues puede abrirse mucho más que los actuales tomos, facilitando la lectura en las áreas más próximas a los márgenes, aparte del mayor tamaño del dibujo y los textos. La traducción y edición resulta clara y correcta para la lectura de la obra, al igual que la inclusión de onomatopeyas, que también fueron traducidas al castellano.

En conclusión, se trata de uno de los trabajos más divertidos de Arina Tanemura, a pesar de no haber sido especialmente bien valorado por el público y de que la autora haya logrado crear obras mucho mejores posteriormente. Para aquellos que sean seguidores incondicionales de esta autora, será una obra de obligada lectura. Para los que busquen algo más serio y coherente, o estén iniciándose en sus títulos, tal vez no sea la mejor opción, pero en todo caso hará sonreír a cualquiera que se acerque a ella, y merecerá la pena aunque sólo sea por disfrutar con el maravilloso dibujo de esta autora ofrece.

VALORACIÓN:

Historia: 6
Originalidad: 8
Dibujo: 9
Edición: 6

REDACCIÓN: Laurana Majere

7 shojeros:

Miya on 11/30/2009 12:38 a. m. dijo...

A mi me encanta el dibujo de TSK. EN Fullmoon me enamoró, pero el de Kyoko tmb es precioso... y en especial el coloreado, asin esta Tanemura... :3

Sobre la serie en si... recuerdo que la leí cuando tenía FY muy reciente, y me molaba eso que estubiera buscando a sus "Strangers" la lástima es esa, que al no tener éxito en Japón, la tubiera que terminar aprisa y corriendo... una lástima, pq me estaba gustando mucho T_T

daniela on 11/30/2009 3:46 a. m. dijo...

se ve muy buena la historia no la conocia¡¡^^

♥Ruki Momoi♥ on 11/30/2009 4:32 a. m. dijo...

Me encanta este manga *_* , para mi es el mejor de Arina junto KKJ , porque sus otras obras no me dicen nada.

Arsénico on 11/30/2009 11:24 a. m. dijo...

A mi TSK me gustó bastante(no hay obra de ella que no me guste!), pero no es mi obra favorita de Tanemura. El dibujo es precioso, pero la historia no me terminó de enganchar del todo.

yuki on 11/30/2009 1:46 p. m. dijo...

Estoy con Arsénico, no he leido nada de Tanemura que no me guste pero por ejemplo fullmoon y TGA me han gustado más que esta aunque me molaba eso de ir buscando a los strangers y tb siendo una de sus primeras obras no le puedo pedir tanto y menos con lo de los editores ^^U es una lástima el que tuviera que hacerlo todo tan corriendo porque me habría encantado verlo todo a un ritmo normal con algunos tomos más, me lie un poco también con tanto personaje aparecido de la nada =S

PaGe on 11/30/2009 1:58 p. m. dijo...

TSK me gustó mucho, la compré al acabar KKJ y bueno, para la época estaba bien. La edición no me parece fea, sí hubiera preferido los tomos enteros, pero tampoco está taaaan mal. La historia, pues, como todos, una pena que tuviera que hacerlo corriendo, porque si hubiera podido dibujar un tomo más, por ejemplo, quizás determinados detalles encajarían mejor.
El OVA de Chokora lo tengo junto al de Good Morning Call. Lo encontré buscando el de GMC y bueno, no mata XD.

Kuroi dijo...

Aaaaahhhh, de mayor yo quiero escribir así *w*
Bueno, volviendo a TSK... en su momento me enamoró, creo que fue mi tercer o cuarto manga... me limité a ir a la tienda y comprar todo lo que había de Arina Tanemura xD
Sé que disfruté mucho mucho mucho leyendo esta obra, tendría unos 13 años o así, os podéis imaginar ^^U
Ahora, me han entrado muuuuchas ganas de releerla, es una pena lo de los strangers pero encajar la historia de Yami en TGA fue muy muy buena idea =)
La imagen que habéis elegido para la reseña es preciosa, cuando la vi por primera vez me quedé prendada de ella, la tuve colgada en la habitación durante 4 ó 5 años ^^u
Ah, que ganas tengo de releer a Tanemura (y de que traigan Sakurahime kaden!!! >.<)

 

Pro Shoujo Spain Copyright © 2009 Baby Shop is Designed by Ipietoon Sponsored by Emocutez