domingo, 7 de noviembre de 2010

[Especial Kayono] Buscando al hombre ideal

en 15:00
No podíamos terminar nuestro especial de Kayono sin hacer una reseña de la última serie que sacó de ella Norma en su línea hasta que este año decidiera recuperarla. Sin más dilación, adentraos en el mundo mágico de Merumo:



Nombre: Buscando al hombre ideal
Nombre original: Bi Men Kazoku
Autora: Kayono
Años: 2004 (Japón) 2008 (España)
Revista: Cheese!
Editorial japonesa: Shogakukan
Editorial española: Norma
Estado: Publicación completa. Disponible
Precio: 7,50 €/tomo

CURIOSIDADES/DATOS EXTRAS

- En su obra Royal Seventeen (también publicada por Norma Editorial), al final de los tomos 1 y 2 se pueden encontrar sendas historias cortas de Merumo ayudando a algunas personas. Ambas historias se desarrollan antes de encontrarse con Kirari.

ARGUMENTO

El comienzo de la historia es el propicio para una protagonista como Merumo Shinobu, una bruja que viaja lejos del pueblo mágico para cumplir una importante misión. Con un tropiezo casual durante el rodaje de una película, dará con el hombre que será su elegido particular en su búsqueda para concebir un hijo: Kirari Kitabatake, un joven actor que se está abriendo paso en el mundo del espectáculo y del que se enamorará irremediablemente. Lo más sorprendente es el desconocimiento completo que muestra la ingenua Merumo sobre cómo se realiza esta tarea; Kirari, atraído por el físico de Merumo, se ofrecerá voluntario a enseñarle cómo se realizan los “ejercicios preliminares”.

No obstante, cuando Merumo le salva de una caída al vacío, montada en su escoba voladora, descubrirá que no es una chica chiflada, sino una bruja de verdad, y entonces se negará a tal cometido. De este modo, Merumo lo deja en lugar seguro y marchará entre llantos hacia el Instituto Iromachi, al que asistirá durante su estancia en el mundo humano. Allí conocerá a su nuevo profesor y tutor, Yan, y a sus nuevos compañeros: Tanda Wends, un apasionado de los negocios, y Rikimaru Todai, un genio de las ciencias. Justo cuando les está planteando la posibilidad de que alguno de ellos pudiera dejarla embarazada, reaparece Kirari: también es alumno del instituto.

Merumo se muestra feliz de volver a encontrarse con él, pero Kirari le interrogará con seriedad sobre el motivo de su búsqueda de un hijo. Debido a que Merumo es incapaz de confesar los motivos, Kirari la desprecia y considera que intenta aprovecharse de ellos, instándola a irse. Apenada, Merumo huye a la casa que su abuela tiene en el mundo humano.

Sin embargo, parece que el destino está de su parte: allí se reencontrará, una vez más, con Kirari, quien decide darle una segunda oportunidad al verla demasiado indefensa. De ahora en adelante, vivirán todos juntos, con Wends y Todai incluidos, en la casa Kazoku, lo que dará lugar a las nuevas aventuras que les deparará la ingenua brujita Merumo a todos los chicos.

RESEÑA

El comienzo sigue el tópico de “chica mágica que viaja a otro mundo para cumplir una misión y ayudar los humanos”, tal como ocurre en mangas como Sugar Sugar Rune, Someday´s Dreamers o Ultramaniac; pero con una misión muy particular y en apariencia poco trascendente: tener un hijo.

Si bien la magia debería ser la premisa para explotar el potencial máximo, apenas recibe atención e interés al centrarse exclusivamente y de manera muy lineal en los sentimientos de Merumo por el chico elegido. Resalta sólo en pequeños detalles que se utilizan para crear situaciones de conflicto, tales como recates, poner a prueba a las fans de Kirari, o simplemente viajar en su escoba con todo el equipo de chicos a bordo. Solo en la trama final del segundo tomo, viajarán al pueblo mágico de Merumo, donde averiguarán qué grave error cometió Merumo y por qué la única manera de enmendarlo era un hijo, tomando así la historia un cariz más serio. Es entonces cuando los protagonistas muestran más potencial.

Merumo es una chica inocente y llena de ingenuidad, que hará lo que pueda para contentar a todos. Cuando no lo consigue, se siente profundamente culpable y desolada, rememorando el porqué de que esté en el mundo humano; es algo que tiene que ver con sus hermanos, pero que no desvela a ninguno de sus amigos humanos por vergüenza. Los lectores podemos sentir esa aprensión en cada página leída. Sin embargo, aparte de bondad y ternura, tendrá ligeros arrebatos de ira, que eran desconocidos hasta para ella, como son los celos, o la rabia de que la engañen, humanizando al personaje y haciéndolo más creible.

La relación de Merumo con Kirari está marcada por una sumisión completa al intentar cumplir todos sus deseos y complacerle, con una dependencia ante todos sus actos que ralla el machismo. En cambio, Kirari oscila entre una dureza insultante hacia Merumo, y una dulzura para con ella que solo aparece cuando se da cuenta de que ha sido realmente intransigente y ve el daño que causa su rudeza en la chica que acabará aprendiendo a amar. Durante el desarrollo de la obra, sus dudas sobre engendrarle un hijo o no persisten, debido a la extrema inocencia de la joven brujita y los sentimientos dispares que esta ejerce sobre él. Esto se repite de manera constante durante los dos tomos, pero de manera bastante consecuente. Aunque se trata de una relación muy típica en este subgénero del shôjo, no llega al extremo del abuso que marcan tendencia y ventas en otras autoras del mismo estilo, como Mayu Shinjo o Mashin Osakabe. En esta obra de Kayono, se puede buscar algo más aparte del sexo: una historia.

Aparte de Kirari, Merumo también considera a otros candidatos para padres de su hijo: Yan, tutor y pariente lejano; Tanda Wends, un chico rico que piensa que el dinero lo puede todo ;y Rikimaru Todai, alias “Einstein”, un genio centrado en la ciencia y en si podrá descifrar el misterio de la magia de Merumo. Estas descripciones generales de la personalidad de cada uno persisten a lo largo de la obra, convirtiéndose en unos estereotipos que se reafirman en cada escena de intento de conquistar a Merumo. Pero lo que realmente hacen es mencionar repetidas veces sus “ventajas”, sin hacer un auténtico uso deellas, resultando así un recurso insulso. Aunque sus papeles son muy secundarios, están llenos de simpatía y humor absurdo. Esto permitirá que no pasen desapercibidos, puesto que, en lo referente al amor, Merumo tiene muy claro desde el principio a quién desea a toda costa como el padre de su futura criatura, Kirari, descartando así siempre a los demás.

En cambio, Tokichiro, la mascota gato de Merumo, será un elemento casi inexistente y decorativo, del que no sabemos el nombre hasta la mitad del segundo tomo. Parece que solo aparezca porque una bruja sin gato no es lo mismo, o porque, al ser un shôjo mágico, deba tener una mascota graciosa. Pero, al no contar con ningún tipo de protagonismo, carece de sentido.

Sin duda, el punto fuerte de esta obra es el dibujo de Kayono. Sobresalen los diversos diseños de ropas, tanto de personajes principales como secundarios, la variedad de peinados y complementos de los que hace gala Merumo, múltiples fondos y un uso de las tramas que deleita a primera vista a cualquier lector. A pesar de ello, hay algunos errores en las páginas, como tramas manuales que se han movido durante la colocación en la página y no se han corregido, o pequeñas manchas de tinta que no se han raspado. A su favor, solo se es más cosciente de ellos en una lectura y revisión conciencudas.

Sin embargo, las páginas acaban muchas veces sobrecargadas, los personajes llegan a ser muy estáticos en los movimientos, en Merumo especialmente. Ella, además, tiene una figura muy desproporcionada a causa de la exageración del pecho, lo que le otorga un torso muy ancho en comparación con las estrechas caderas, brazos y piernas, que son más estilizados. Sin llegar al nivel gráfico de sus siguientes obras (la más antigua publicada hasta ahora en España es esta), destaca por sus diseños atractivos, sobre todo con Merumo, Kirari y el profesor Yan. Es importante señalar que la historia, con un desarrollo muy preadolescente, contiene unos toques sexuales en los diseños y escenas nada infantiles, factores que atraerán a un público más adulto.

La edición está dentro de la línea de Norma: pulcra, con sobrecubierta y una portada más vistosa que la original japonesa. No obstante, el vocabulario a veces es demasiado formal, no queda claro si es a consecuencia de la traducción o de si originariamente era así en japonés, con palabras como concepción, concebir, anticonceptivo, etc. Hay que tener en cuenta que trata un tema tan delicado como la necesidad del acto sexual para tener un hijo, pero en una trama juvenil que trata de no caer en lo burdo.

En conclusión, no es una lectura recomendada para quien espera acción y desenfreno, pues todo se desarrolla de manera muy superficial y previsible, pero no por ello sin encanto. En cambio, sí es una lectura recomendada para un público femenino y adolescente, que busca la chispa de encontrar el verdadero amor a base de la entrega total, en espera de ser recompensado, mientras intercala unas risas y algo de misterio.

VALORACIÓN

Historia: 7
Originalidad: 8
Dibujo: 8
Edición: 9

REDACCIÓN: Felwyn

2 shojeros:

daniela on 11/08/2010 3:32 a. m. dijo...

me encanto excelente¡¡

sumire on 11/09/2010 8:48 p. m. dijo...

Pues yo...lo odioe.. XDDD menos mal que me dejaron todos los mangas para leer x que si no..pero en fin, de todo tiene que haber =D me gusto la reseña.

 

Pro Shoujo Spain Copyright © 2009 Baby Shop is Designed by Ipietoon Sponsored by Emocutez