domingo, 31 de octubre de 2010

[Especial Kayono] Lovenista

en 22:37
Un domingo más, una reseña más. Si la semana pasada os ofrecimos nuestro análisis de Royal Seventeen, ahora toca el turno a Lovenista, prosiguiendo con nuestro especial dedicado a Kayono.



Nombre: Lovenista
Autora: Kayono
Tomos: 2
Años: 2006 (Japón) 2008 (España)
Revista: Cheese!
Editorial japonesa: Shogakukan
Editorial española: Norma
Estado: Publicación completa
Precio: 7,50€/tomo

CURIOSIDADES/DATOS EXTRA

- Tanto en su edición japonesa como en la publicada en España, este shôjo siempre va acompañado del subtítulo “Girls love bible”
- Al final del segundo tomo hay un pequeño extra: “Lovenista. Before fall in love”, de apenas 4 páginas, en el que se muestra una precuela a la obra en general

ARGUMENTO

Yun Morokawa nunca ha conseguido salir con un mismo chico durante más de dos meses. Está convencida de que esto se debe única y exclusivamente a que es incapaz de disfrutar del sexo, pues esto dificulta sus relaciones amorosas hasta romperlas.

Por novena vez consecutiva, vuelve a tener problemas con un novio, y mientras cuenta sus penas amorosas en el metro a sus dos únicos amigos, Kyogo y Asami, irrumpe en el vagón el famoso Hiromichi Kondo. Aunque tiene sólo 16 años, ya se ha ganado toda una reputación en la zona y corren muchos rumores sobre él. Es el cabecilla de una banda de gamberros y todos están de acuerdo en que es mejor no buscarle las cosquillas.

A pesar de todo, Yun no puede hacer nada por evitar que se siente a su lado, ni tampoco por que empiece a examinarla descaradamente. Yun se va poniendo cada vez más nerviosa, y Hiromichi le comenta que tiene una piel muy bonita. Antes de tener tiempo de sorprenderse por esas palabras tan atípicas, y más proviniendo de un gamberro, se produce un frenazo en el metro y Yun se cae encima de Hiromichi. Completamente incapaz de decir nada, observa cómo él baja del transporte sin más y, demasiado tarde, se da cuenta de que se le ha caído el móvil en el asiento.

De esta manera, Yun decide reencontrarse con Hiromichi para devolvérselo, pero antes no puede evitar cotillear en su agenda de teléfonos y sus vídeos, hasta que encuentra un video erótico con su novia. Entristecida, decide ir a ver a la doctora del instituto para explicarle su problema con el sexo, pero esta no sabe darle una solución.

Yun acaba topándose de nuevo con Hiromichi poco después de haber discutido con Koji (su último novio) y que este la haya pegado. Abrumada por todo, no aguanta más y se acaba desahogando con él: le explica que es incapaz de sentir placer haciendo el amor y que por eso siempre acaba sola. Entonces, Hiromichi le propone acostarse juntos para demostrarle que, con él, no sentirá dolor… ¿Qué hará Yun?

RESEÑA

Cada vez se publica una mayor cantidad de shôjos y joseis de temática erótica en España, y estos cada vez tienen mayor calidad. Lovenista es un ejemplo de ello, gracias a la capacidad de Kayono de intercalar en esta obra una buena historia con un dibujo precioso y múltiples escenas subidas de tono, haciendo las delicias del lector.

El punto de partida de Lovenista es, cuanto menos, curioso. Atrae especialmente que trate con tanta naturalidad un tabú tan extendido como es el sexo. De hecho, para ser una obra de extensión tan corta, sorprende el buen número de temas que aborda: el adulterio, los clubs de host, los embarazos no deseados, el maltrato, el maquillaje como salida profesional y, por supuesto, el sexo. Quizá es por esto que no se puede desarrollar ninguno de ellos con suficiente naturalidad y profundidad en tan poca extensión.

Este límite hace que todo se produzca de forma precipitada, y la historia no está todo lo desarrollada que pudiera haber estado. Aun así, la autora es capaz de ligar varias escenas subidas de tono, sin sacarlas de contexto, con múltiples problemas y complicaciones para la pareja protagonista, sin olvidarse del humor.

A pesar de repetir las escenas algo subidas de tono, no se trata para nada de una obra en la que se vean escenas sexuales de forma explícita. La autora recurre mucho más a la sensualidad y a escenas en las que, más que verse, se adivina, punto que le da mucho más encanto, demostrando que no hace falta ser explícito para dar erotismo.

Quizá uno de los puntos más criticables de esta obra sea la irrealidad de algunas situaciones, como que Yun, con sólo 16 años, no pueda vivir con sus padres y se dedique a ir de casa en casa, de novio en novio. Otras premisas de la obra siguen este aire de surrealismo que quita algo de veracidad al manga en general, pero sin dejar de mantener la atención del lector gracias a otros aspectos positivos, como la correlación de hechos, que impide aburrirse un solo segundo.

El número de personajes es muy reducido debido a, nuevamente, la breve extensión del shôjo, y pueden parecer demasiado superficiales a veces. Caen en varios clichés, empezando por la protagonista. Yun es una chica de 16 años con problemas familiares que se dedica a salir con un chico detrás de otro para sentirse querida y tener un sitio donde dormir. Es incapaz de subsistir sola y está muy acomplejada debido a su problema. Se podría definir como una persona de lo más voluble que no tiene ni idea de qué hacer con su vida, a la par que es de lo más irreflexiva, yéndose con el primer chico que pasa para evitar esa sensación de soledad que tanto detesta.

Hiromichi se encuentra en el lado opuesto: con muchísima confianza en sí mismo, capaz de hacer cualquier cosa con tal de lograr su sueño, metiéndose en problemas constantemente; con una faceta de lo más dulce, pero también con demasiado malhumor. Comparte con Yun la mala costumbre de actuar impulsivamente, sin pensar en las consecuencias. Es un personaje que esconde muchas cosas y tiene un carácter de lo más peculiar, complicando mucho toda la trama. Lo más negativo de Hiromichi es su perfección: se trata de un personaje demasiado idealizado.

Kaede es una mujer muy relevante en el desarrollo de la trama; la supuesta novia de Hiromichi tiene mucho que hacer y que decir a lo largo de los dos tomos. Es descarada, egoísta, mentirosa e incluso cruel. Es un personaje tópico, necesario para poder crear situaciones tópicas de malentendidos y complicaciones.

Por último, en cuanto a los amigos de Yun, Asami no tiene apenas ninguna aportación en la historia; pero no es ese el caso de Kyogo, que siempre ha estado enamorado de Yun y no puede soportar que ella no pare de salir con uno y otro chico. Es muy tímido y suele mantenerse al margen aunque no quiera, pero tanto resentimiento puede que consiga que actúe.

El punto fuerte de Lovenista es, sin duda, el inequívoco trazo de Kayono. Se trata de una mangaka con un estilo muy personal que ha ido puliendo a lo largo de su trayectoria, y este shôjo en concreto es muy reciente; por lo tanto, se puede admirar un dibujo de lo más perfeccionado. Chicos y chicas están dibujados armónicamente y lucen un estilismo destacable. Sin embargo, los personajes femeninos son esbeltos en exceso, con piernas y brazos demasiado delgados. A pesar de la belleza de los rasgos de todos los personajes, Kayono no siempre consigue imprimirles la expresión y sentimiento adecuados. Se combinan imágenes preciosas y perfectamente dibujadas con esbozos rápidos y mal proporcionados de los personajes. Especialmente bien logradas están las escenas de cama. A lo largo del manga se recurre mucho a las tramas, pero siempre que es necesario, hay fondos y muy bien elaborados.

La edición de Norma es más que adecuada: tomos con sobrecubiertas, papel blanco y perfecto encolado. La traducción es excelente; y resulta especialmente atractivo que el precio de ambos tomos sea posterior a la reducción general que hizo Norma de 8 € a 7,50 €.

Así pues, Lovenista muestra breve pero intensamente las relaciones amorosas entre Yun y Hiromichi, dejando que el lector se deleite con los típicos malentendidos del shôjo, combinados con realistas escenas de sexo que quitan la cursilería típica del género.

No se trata de un manga recomendable ni para los que busquen largas historias de amor con besos en la mejilla, ni tampoco para los que busquen sucedáneos del hentai. Lovenista es un punto intermedio entre ambos. Se deja leer cómoda y rápidamente y resulta ideal para todos aquellos que busquen una historia de amor del siglo XXI entre dos adolescentes que rebosan hormonas.

VALORACIÓN

Historia: 6
Originalidad: 7
Dibujo: 8,5
Edición: 8,5

REDACCIÓN: Kuroi_Neko

4 shojeros:

Favole on 11/01/2010 2:09 a. m. dijo...

wow lovenista!! Amo este manga ^^
Fue lo primero que lei de Kayono y me encanto. Lo recomiendo.

un beso!

daniela on 11/01/2010 4:53 a. m. dijo...

me encanto la reseña¡¡¡

Anónimo dijo...

A mi me ha ENCANTADO este shojo!! es geniaaaal!!

Buena reseña! ^^

Jessy on 11/02/2010 4:44 p. m. dijo...

es normalito este manga, pero tiene un dibujo PRECIOSO *¬*

 

Pro Shoujo Spain Copyright © 2009 Baby Shop is Designed by Ipietoon Sponsored by Emocutez