domingo, 24 de octubre de 2010

[Especial Kayono] Royal Seventeen

en 15:00
Proseguimos nuestro especial de Kayono con nuestra reseña de su obra más extensa y, al mismo tiempo, más conocida internacionalmente.



Nombre: Royal Seventeen
Autora: Kayono
Tomos: 3
Año: 2005 (Japón) 2007-2008 (España)
Revista: Cheese!
Editorial japonesa: Shôgakukan
Editorial española: Norma Editorial
Estado: Publicación completa
Precio: 7,50 €/tomo

CURIOSIDADES/DATOS EXTRAS

- Es la obra más conocida de su autora.
- En cada tomo se incluye una historia corta extra, titulada “¡Abran paso a Merumo!” cuya protagonista, Merumo, es a la vez la protagonista de otro manga de Kayono: Buscando al hombre ideal.
- Además, se incorporan otras dos historias cortas extras. En el primer tomo, se publica “Club Papillon”; en el tercer tomo, “La princesa Puffy y los cuarenta ladrones.”

ARGUMENTO

Rumina es la hija hereda del importante grupo empresarial Hanaki. Es por ello que ha sido criada rodeada de todo riqueza y lujo, y siguiendo las reglas y protocolos de la alta sociedad. Sin embargo, en realidad todo esto no le importa a ella, lo único que desea es poder huir y ser libre para poder tomar sus propias decisiones: desde cómo maquillarse a cómo comer.

Por todo esto, un día decide escapar de su mundo y no ir a clase. El sitio idóneo para esto es el restaurante de comida WcDonald. Allí, cuando está haciendo su pedido, conoce a Allen, un chico de su mismo instituto, muy atractivo, que amablemente decide pagar la comida de Rumina. Sin embargo, más tarde le pedirá algo más a cambio de este gesto: una cita; y no la deja marcharse sin arrebatarle un beso. Aunque en el fondo no le disgusta la idea, Rumina opta por poner tierra de por medio e irse a clase.

Una vez Rumina llega al instituto, las cosas no van mejor. Allí se encuentra con su mejor amiga, Jessica, y con Taro, su prometido impuesto por sus padres. Taro comienza a agobiarla queriendo regalarle un anillo de compromiso de diez millones de yenes, el cual Rumina, obviamente, rechaza. Para evitarle, se salta la siguiente clase y se refugia en el invernadero. No obstante, allí la asaltará la pandilla de los alumnos gamberros y malvados, que intentarán propasarse con ella. Justo en el momento adecuado, aparecerá Allen y chantajeará a Rumina para conseguir que ella le diga que, a cambio de su ayuda, le dará y hará todo lo que él quiera. Con rapidez, Allen se deshará de la pandilla de malhechores, consiguiendo así el agradecimiento de Rumina y otro beso suyo.

Pero, en cuanto Rumina llega a casa, la recibe su padre, alarmado por los hechos del día. Este le anuncia que le impondrá un guardaespaldas para tenerla controlada, y cuál será la sorpresa de Rumina cuando descubra que su guardaespaldas será ni más ni menos que el propio Allen, de quien, debido a su condición de guardaespaldas, no debería enamorarse.

De esta manera se presenta la historia de amor prohibido entre Rumina y Allen, una relación que desde el principio está condenada al fracaso por todas las circunstancias que los separan.

RESEÑA

El punto de partida de la historia no resulta demasiado original: la chica de buena familia que lo tiene todo y que no se conforma con ello, y que, por tanto, se enamora del chico “no apropiado” para ella. Este chico, además, echará mano de cualquier situación posible para aprovecharse físicamente de la propia Rumina. Resulta un factor bastante típico en este tipo de historias: una protagonista que intenta oponerse al abuso del chico, pero que, en el fondo, no puede evitar sentirse atraída por él.

El desarrollo de la historia en el primer tomo puede parecer manido, y que vaya a continuar en la misma línea en los siguientes tomos, pero la trama da un importante giro a partir del segundo volumen. Este giro convertirá la historia de Royal Seventeen en una mucho más atrayente e interesante. La autora, de hecho, utiliza constantes cambios en la trama para mantener al lector en vilo, presentando una serie de pruebas o inconvenientes que los protagonistas tendrán que superar en su relación amorosa. Con esto, se aleja por completo del repetitivo esquema en el que todo está centrado en la relación de ambos, una relación donde ella, en sus inicios, rechazará más que aceptará a Allen.

Así, el desarrollo de la trama no es tan tópico ni tan previsible como parece en la primera impresión. No obstante, cabría destacar que algunas veces las escenas eróticas resultan un poco forzadas, metidas con calzador en medio del transcurso de la historia.

Los personajes principales son Rumina y Allen. Ella es una chica de la alta sociedad pero de buen corazón que sólo desea ser libre. Él es el chico de quien Rumina se enamora a primera vista, atractivo y diestro en las artes marciales, aunque con un oscuro secreto que lo cambiará todo.

Rumina puede resultar plana, porque carece de la personalidad suficiente para oponerse con fuerza a los designios de Allen o de sus propios padres. En vez de eso, acaba sucumbiendo a los deseos de Allen, y huye de sus padres en vez de plantarles cara. Con esto, reúne ciertas características de la típica protagonista de historias shôjo eróticas, la que se deja llevar por los deseos y juegos del chico protagonista. Porque, aunque ella en un primer momento no lo quiera, acaba deseando que él siga con el juego.

Los dos protagonistas se ven condicionados por diferentes factores. El personaje de Rumina está muy condicionado por su familia y el entorno donde se ha criado, ya que siempre ha sido una marioneta y no es capaz de hacer nada por ella misma: siempre ha tenido a alguien que ha hecho las cosas por ella; incluso Allen a veces desempeña el papel de sirviente. En cambio, Allen no se ha criado en este tipo de ambiente, pero sí le condiciona su oscuro pasado, que será el motor de todas sus acciones y de su calculada actitud.

Estos personajes llevan el mayor peso de la historia, pero a medida que esta avanza, sobre todo hacia el final, los secundarios adquieren cierta importancia, aunque nunca llegan a restar peso a los principales.

Dentro de los secundarios, el primero a destacar es Taro, el prometido de Rumina y, como ella, otro hijo heredero de una importante compañía. También pertenece a la alta sociedad y no pondrá las cosas fáciles a Allen. Por otra parte está Jessica, la mejor amiga de Rumina, y que, fiel a su papel, animará a su amiga a luchar por su amor. El elenco lo cierran los padres de Rumina. Aunque la quieren mucho, harán todo lo posible para que ella siga el camino que ellos han decidido: casarse con Taro para que ambas compañías empresariales se unan.

En este manga se incluyen tres historias extras: “¡Abran paso a Merumo!”, “Club Papillon” y “La princesa Puffy y los cuarenta ladrones.”

“¡Abran paso a Merumo!”, se compone por tres pequeñas historias cortas, una en cada tomo de Royal Seventeen. En todas ellas, se presenta a Merumo, una bruja que viaja, con su escoba y su gatito, alrededor del mundo ayudando a la gente, y para quien lo más importante es el amor. Estas pequeñas historias no son sino precuelas humorísticas de Buscando al hombre ideal, otra obra de Kayono.

“Club Papillon” está protagonizada por Seri, una chica a la que contrata Toki Sugawara para que sea su musa y modelo de su próxima línea de ropa interior. Seri no puede evitar enamorarse mientras trabaja para él. Como dato curioso, la amiga que acompaña a Seri a la discoteca donde conoce a Toki es Jessica, la misma amiga de Rumina.

“La princesa Puffy y los cuarenta ladrones” es una historia de carácter fantástico inspirada en un relato de Las mil y una noches, y forma parte de la serie Las noches de Arabia, siendo esta la quinta y última historia que dibujó Kayono. Puffy es la princesa de un reino asediado por el robo de sus riquezas a manos de los cuarenta ladrones, y por ello su padre decide casarla con el hombre más rico del lugar. Entonces, Puffy, con la ayuda de su amigo de la infancia y mago, Klastar, intentará recuperar las riquezas perdidas, para que así su padre no la case a la fuerza y ella pueda amar al hombre que desee.

Si por algo destaca Kayono es por su estilo de dibujo: muy cuidado, muy realista y logrado; la hace destacar dentro del género frente a mangakas de estilo más simple y menos trabajado. Resulta fresco, diferente y muy atractivo. Kayono confiere bastante importancia al tratamiento de todos los detalles de sus personajes, realizando diseños e identidades únicos para cada uno. Destaca cómo trata la ropa, donde ofrece un repertorio muy diverso e imaginativo, y nunca aburrido; y, sobre todo, los cabellos, a los que presta una especial atención, y que están siempre trabajados a partir del volumen.

También cabe destacar que los personajes de Kayono no guardan proporción. Sus figuras están realizadas a partir de un cánon muy estilizado y alargado: los chicos son de gran altura; las chicas, aunque más bajas que ellos, tienen formas esbeltas y curvilíneas. Además, resalta mucho la anatomía más atractiva de cada sexo: ellos tienen espaldas anchas y grandes manos, factores muy varoniles; ellas, cinturas estrechas y unos pechos extremadamente grandes, que no se corresponden proporcionalmente a sus cuerpos. Puesto que sus historias son de tinte erótico, es muy acertado por parte de la autora esmerarse en los cuerpos; con ello a su vez se aleja de lo habitual en el dibujo del shôjo, donde la anatomía no recibe tanta atención.

Kayono también se sale de la media del shôjo con los fondos. En el género, suelen estár ocupados por escenarios sencillos y numerosas tramas, pero ella les da un tratamiento especial: los trabaja al detalle, con características muy reales. Destaca, sobre todo, en la volumetría de los entornos (bosques, edificios, habitaciones...).

Royal Seventeen, y toda la Línea Kayono, está en el mercado español de la mano de Norma Editorial. El formato respeta el original japonés, incluyendo el diseño de portada. La calidad del papel y la rotulación son excelentes. La mayoría de las onomatopeyas se traducen, factor que favorece la comprensibilidad del manga. La traducción también es de alta calidad, y el precio es acorde con la calidad de la edición.

El título de la obra no se ha traducido, y se ha conservado el original, “Royal seventeen”, un juego de palabras en inglés donde se juega con los diferentes significados de royal: por una parte, el nombre del instituto donde acuden Rumina y Allen; por otra, significa la realeza, lo magnífico y real. Seventeen alude, obviamente, a la edad de la protagonista. La relevancia de este título será desvelada en el final de la historia, cuando Rumina use este juego de palabras para hacer referencia a su propia vida e historia.

En conclusión, aunque la serie, en un primer momento, está llena de tópicos, a partir del segundo tomo resulta mucho más atractiva e interesante. Es una serie recomendable para los lectores que busquen una historia algo diferente, con inclusión de escenas eróticas nada típicas en el shôjo convencional. Todo ello adornado por el magnífico dibujo de Kayono, el punto fuerte del manga. El lector al que, por el contrario, no le gusten las historias con estas características, no encontrará en Royal Seventeen lo que esté buscando.

VALORACIÓN

Historia: 7
Originalidad: 6
Dibujo: 9
Edición: 9

REDACCIÓN: Geachan

5 shojeros:

Jessy on 10/24/2010 6:02 p. m. dijo...

hace un par de años una amiga me dejo lovenista, tambien de kayono, y me gusto bastante, y por vuestra reseña es mas o menos igual que lovenista, asi que creo que me lo comprare^^

Kuroi dijo...

Aish, no me acababa de llamar pero la reseña pinta bien...
Si encuentro una oferta de segunda mano la compraré >_<

enma141 on 10/25/2010 12:30 p. m. dijo...

**oftopic** Kuroi!! Yo te lo vendo!! XD a mi no me gustó mucho, la verdad... jajaja Si te quieres poner en contacto conmigo escríbeme en el blog!!

Me gusta el dibujo de la autora, pero sus historias... no sé, a mi me parece demasiado parecida a Mayu Shinjo. Hay algunos one-shots de ella que me encantan, pero nada más XD.

Felwyn dijo...

Increiblemente he encontrado más chicha y más gusto a sus historias antiguas y que no han publicado aquí,que las actuales. El dibujo es más fresco y los personajes algo más expresivos y bonitos. Incluso en el plagio a Takashima, no lo entiendo. XD

Royal 17 tiene unos diseños de ropa en Rumina muy lindos. Aparte de eso...bueno,Jessica,la amiga, mola.XD Aunque sale muy poco.

Y la madre de Rumina es un esperpento de horror >_<

daniela on 10/26/2010 3:55 a. m. dijo...

lo quiero lo quiero¡¡¡

 

Pro Shoujo Spain Copyright © 2009 Baby Shop is Designed by Ipietoon Sponsored by Emocutez